"Espero que estéis todos bien, chicos. Yo ya llevo unos días aquí en mi casa, en Tennessee. Estoy con mis padres, leo libros, juego con ellos... Vosotros también debéis aprovechar para estar con vuestras familias. Todo esto va a pasar y cuando se acabe, ojalá pueda volver a España, a Galicia, a Ourense, en concreto, para veros de nuevo".

Es David Swenson, un joven estadounidense que hasta la irrupción de la alerta por coronavirus en España ejercía de auxiliar de conversación en el Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Ben-Cho-Shey, de Ourense.

Él es uno de los auxiliares de conversación del programa Fullbright. En Ourense ayudaba a los docentes en su sección bilingüe de Plástica, pero también realizaba actividades en inglés con los escolares al margen de las clases.

Con la repentina suspensión del colegio, David tuvo que regresar a su país, bajo las indicaciones del programa Fullbright. Todos ellos, que apoyan a los estudiantes para que practiquen lengua extranjera, volaron a sus países de origen ante la situación que se avecinaba.

Con las gestiones para dejar España no pudo despedirse de los escolares. Desde allí, acaba de enviar un vídeo de despedida para que los niños y niñas se queden tranquilos. El centro lo ha colgado en su web. David promete a los alumnos enviar más vídeos con actividades para seguir en contacto.