17 de marzo de 2020
17.03.2020
Faro de Vigo
Galicia:
Casos (total):
  11.198
Fallecidos:
 614
Recuperados:
 9.716
España
Casos (total):
 235.536
Fallecidos:
  28.748
Recuperados:
  150.376
Actualizado: 24-05-20 18:40h
CRISIS DEL CORONAVIRUS EN GALICIA

Los supermercados reducen el horario y el aforo para evitar el colapso del suministro y por seguridad

El sector descarta el desabastecimiento y pide tiempo para reponer. Algunas cadenas refuerzan las tiendas con bolsas de empleo. La industria alimentaria activa turnos extra

17.03.2020 | 00:51
Trabajadora de un supermercado en Vigo, ayer, en la entrada para controlar el paso. // Alba Villar

María, cajera y reponedora en uno de los supermercados de la zona de Rosalía de Castro, en Vigo, conserva la paciencia y la sonrisa pese al enésimo toque de atención que ha tenido que dar para que los clientes cumplan las nuevas normas de control. "En general la gente se está adaptando bien -asegura-. Hubo algún momento más difícil a primera hora de la mañana, pero parece que hoy no va a ser como la semana pasada". Y suspira, en otra mueca de alivio. Es mediodía y queda aún buena parte de la jornada por delante. Aunque menos. Entre las medidas por la emergencia sanitaria implementadas en Galicia está la libertad de horarios para el sector y la inmensa mayoría de cadenas de alimentación decidió ayer cerrar las puertas antes para minimizar el riesgo de contagio en las tiendas, dar descanso a los empleados y tener tiempo para llenar las estanterías. No hay un problema de abastecimiento, de stock, como coinciden varios directivos de la industria alimentaria consultados por FARO. "Lo que sucede -resume uno de ellos- es que falta tiempo para dar respuesta a semejante demanda que yo no recuerdo en mi vida".

EN DIRECTO


Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad




El miedo a las consecuencias del coronavirus disparó la afluencia a las tiendas antes incluso de decretarse la cuarentena. "En dos días -explican en uno de los grupos de supermercados con mayor cuota en Galicia- se hizo la compra de dos meses". La aglomeración tensionó la cadena de suministro hasta límites inesperados. Ahí se centran parte de los refuerzos del sector para aliviar la situación con un aumento de la flota de camiones. Algunos transportistas proceden de otras actividades ahora paralizadas. "Se van tomando decisiones casi al minuto. Ayer acabamos la última reunión a la una y media de la madrugada", cuenta un alto cargo de otra de las empresas con fuerte presencia en la comunidad.

Crisis del coronavirus en Galicia: horario de los supermercados


Mercadona, líder del retail de la alimentación en España y con unos 1.200 trabajadores en Galicia, ha marcado los suelos de los locales para garantizar el espacio de seguridad y adelanta su cierre una hora y media, hasta las 20.00 horas. Igual que Froiz. Hasta las 21.00 funcionará Carrefour y Lidl. Gadis mantiene los horarios habituales y Vegalsa-Eroski no comunicó de momento ninguna variación. Todos, eso sí, están intensificando la limpieza, especialmente en zonas de mayor concentración de clientes, y contienen el número de personas en el interior en función del tamaño de cada superficie. También dependiendo de la capacidad de la tienda, algunas tiendas se han visto obligadas a aminorar el servicio de entrega a domicilio.

Coronavirus en Galicia: El temor a la pandemia llega al supermercado // CARLA PESQUEIRa

Por eso las cadenas empiezan a hacer encaje de bolillos con las peticiones de algunos concellos para que puedan asumir el reparto de comida a hogares con dependientes. El estrés en la cadena por culpa de la histeria compradora pone en riesgo, además, las aportaciones que los supermercados realizan a los bancos de alimentos y los comedores sociales. "La gente debería tener en cuenta también esto cuando se mete con carros y carros en un establecimiento estos días -se quejan en el sector-. Es un gesto insolidario".

En muchos casos, cada tienda dispone de su propia bolsa de empleo para echar mano de efectivos disponibles cuando es necesario. También de vigilantes de seguridad. "No es tanto un problema de posibles percances -explican- como de dar tranquilidad a nuestros trabajadores".

La terapia de choque contra los efectos del Covid-19 se replican en los primeros eslabones de la cadena de suministro alimentario. El campo y la industria transformadora pisan el acelerador. "A tope", destaca Roberto Alonso, gerente del Clúster Alimentario de Galicia (Clusaga). "En la mayoría de empresas se están haciendo turnos extra para sacar adelante la producción -añade-. La sociedad se está dando cuenta ahora del papel estratégico que desempeñamos". El gran motivo de preocupación está en la parte del sector que trabaja para el canal de hostelería y restauración. "Ahí todo -señala Alonso- está parado en seco".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus

FaroEduca