08 de marzo de 2020
08.03.2020
Día Internacional de la Mujer

El feminismo clama en toda España contra la violencia sexual

Unas 120.000 personas se movilizaron en Madrid y 50.000 en Barcelona, las marchas más numerosas

08.03.2020 | 15:13
El feminismo clama en toda España contra la violencia sexual

Varios cientos de miles de personas, la mayoría mujeres, se han vuelto a echar a las calles de las principales ciudades en el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer para reivindicar la igualdad efectiva, denunciar la precariedad laboral y clamar contra la violencia machista y por su libertad sexual, en distintas acciones y movilizaciones.

Las manifestaciones multitudinarias de Madrid -120.000 personas, según Delegación del Gobierno- y Barcelona -50.000, según la Guardia Urbana- han cerrado este 8M, marcado por el tono festivo y reivindicativo como en años anteriores, pero en el que en esta ocasión el protagonista ha sido especialmente el grito de las mujeres por su libertad sexual.

El polémico lema "Sola y borracha quiero llegar a casa" se ha podido escuchar en todas las marchas moradas que este domingo han recorrido las principales ciudades junto con gritos como "Que no, que no, que no tenemos miedo. Que sí, que sí, que sí tenemos rabia" o "Aquí estamos: ingobernables".

"Con derechos, sin barreras, feministas sin fronteras" ha sido el lema elegido por las convocantes de la marcha en Madrid, la comisión 8M, que portaban mujeres activistas, y a la que han acudido representantes de todos los partidos, a excepción de Vox, si bien la comitiva de Ciudadanos ha abandonado por recomendación de la Policía tras ser increpados por algunos manifestantes.

División PSOE-Podemos

Hasta ocho ministros han acudido a la manifestación de la capital, aunque el Gobierno no ha asistido con pancarta propia, sino los partidos que lo integran. Así, el lema del PSOE es "Mujeres libres, mujeres iguales" y el de Unidas Podemos, "Unidas, libres y feministas".

Por parte del PSOE, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo; la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la de Educación, Isabel Celaá; la de Exteriores, Arancha González Laya, y la de Política Territorial, Carolina Darias. También estuvo junto a los socialistas la esposa del presidente del Gobierno, Begoña Gómez.

Mientras, la pancarta de Unidas Podemos ha sido portada por la ministra de Igualdad, Irene Montero, junto a su equipo. El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, también ha acudido, pero en un segundo plano.

En nombre del Gobierno, Calvo y Montero han reivindicado el camino que queda por recorrer. "La revolución de las mujeres es imparable, pacífica y absolutamente cargada de justicia", ha dicho la vicepresidenta primera, para quien sin las mujeres no habrá "progreso, futuro ni profundización en el modelo político de libertades y derechos".

"Las mujeres vamos a seguir luchando porque nos queremos vivas, libres de violencias machistas, para que se reparta la riqueza, tiempo y cuidados y que podamos amar a quien nos de la gana; queremos que se respeten nuestra identidad y necesitamos una gran alianza feminista para seguir avanzando y conquistando derechos", ha destacado la ministra de Igualdad.

Pero si una exigencia se ha escuchado este domingo más fuerte ha sido la de las mujeres por vivir su sexualidad en libertad. "No es no, si quieres más flexibilidad apúntate a yoga"; "no viole, señor"; "Yo estoy en edad de merecer respeto"; "no estamos escritas en braille, no necesitas tocarnos para comprendernos", se podían leer en pancartas.

"Yo decido sobre mi cuerpo"; "ni del Estado, ni de la Iglesia, ni del marido, ni del patrón. Mi cuerpo es mío y sólo mío, y sólo mía la decisión", han sido otros mensajes coreados.

La marcha de Barcelona

En Barcelona, unas 50.000 personas, según cifras de la Guardia Urbana, han desbordado un año más sus calles para exigir de nuevo la igualdad real entre hombres y mujeres, así como el fin de la violencia machista, esta vez bajo el lema "Juntas y diversas por una vida digna".

El morado ha vuelto a ser el color más presente en una manifestación en la que este año también han proliferado los pañuelos rosas como guiño a las mujeres transexuales, hacia quienes muchas de las manifestantes han querido expresar sonoridad.

Al clásico grito "viva la lucha feminista" este año se le ha sumado la interpretación del cántico chileno "Un violador en tu camino", que se hizo viral a finales del año pasado y critica cómo, demasiado a menudo, se cuestiona la actitud de las mujeres que sufren abusos o agresiones sexuales en vez de poner el foco en el agresor.

Precisamente, la necesidad de acabar con las violaciones y los abusos ha sido una de las reivindicaciones más presentes en la manifestación, con pancartas como "cuando vuelvo a casa quiero ser libre y no valiente", "mi cuerpo no quiere tu opinión" o "a mí no me falta ropa, a ti te falta educación".

Las principales ciudades españoles también han secundado multitudinarias marchas en Sevilla, Cádiz, Santander, Bilbao, A Coruña, Toledo o Valladolid.

Se han coreado lemas como "Nos paramos para que el mundo funcione", "los hombres reales son feministas", "me querré por encima de todas las cosas" y "tu silencio solo le protege a él".

Todas han vuelto a reivindicar en sus ciudades más igualdad real y efectiva para la mujer, la suma de fuerzas para mantener la lucha feminista y un clamor unánime contra las violencias machistas.

Movimiento desde la mañana

Además de las marchas vespertinas, que centraron la atención, también por la mañana hubo movilizaciones. A las 10.00 se inició una 'Revuelta ciclista 8M 2020', que ha salido desde Callao, donde cientos de mujeres recorrieron las calles de Madrid montadas en sus bicicletas.

También, desde las 11.00 horas hasta las 13.30 horas, se han leído de manifiestos en las plazas de distintos barrios y pueblos, como La Latina, Usera, Rivas, Villalba o Getafe. En la mayoría de ellos se han desarrollado diferentes acciones reivindicativas, como carreras populares y solidarias o incluso conciertos.

Los distintos barrios y zonas de Madrid, la mayoría a partir de las 14.00 horas, han convocado un punto de encuentro desde el que partirán a la manifestación, a las que asistirán en las denominadas 'columnas'. En total, hay unas 17 convocatorias en este sentido, cuyo destino final será Atocha, para allí juntarse al resto de personas que asistan a la manifestación, que es el acto central de la jornada.

Sin embargo, no solo Madrid ha celebrado acciones y concentraciones este domingo. Muchas ciudades de todo el territorio español se han sumado a reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres de cara al 8M, como Bilbao, Córdoba, Valladolid, Burgos, Santander, Salamanca, Cádiz, Oviedo, Murcia o Vitoria, donde cientos de mujeres salieron a la calle para teñir de morado las calles.

El coronavirus frena el 8M mundial

Las movilizaciones por el Día de la Mujer se sucedieron este domingo en distintos lugares del mundo, aunque las celebraciones vieron afectadas por el temor al coronavirus, con la cancelación de las manifestaciones en varios países, sobre todo en los más afectados por la epidemia, donde se prohibieron las aglomeraciones para evitar los contagios.

El miedo al COVID-19 se sintió en las marchas llevadas a cabo en las principales capitales de Europa y América por el 8M, aunque siguieron siendo masivas como en años anteriores, después de que se prohibieran en Italia, Corea del Sur y Japón, mientras que las autoridades de China e Irán no suelen permitirlas habitualmente.

Italia, el segundo país del mundo con más muertos por el virus (366) detrás de China, celebró el 8 de marzo sólo en los medios de comunicación, con especiales en la prensa y las televisiones, además de en las redes sociales, pues la expansión del coronavirus ha obligado a cancelar todo tipo de reunión, evento o manifestación.

Alemania y Francia también celebraron esta fecha, este último país envuelto en la polémica desatada por el reciente premio César al mejor director que se llevó la semana pasada el realizador Roman Polanski , sobre quien pesan varias acusaciones de agresiones sexuales cometidas hace décadas.

A pesar de que Rusia fue, hace más de un siglo, uno de los primeros países que conmemoró el Día Internacional de la Mujer, el significado del 8 de marzo ha ido perdiendo, especialmente después de la caída de la URSS, su carácter reivindicativo y hoy solo se dieron actos puntuales sobre los derechos de la mujer, organizados en distintas ciudades por activistas y ONG.

'El violador eres tú' en América Latina

Cientos de miles de mujeres marcharon este domingo en Santiago de Chile, una de las ciudades emblema en la lucha feminista en Latinoamérica, para protestar contra la violencia machista que sufren y espoleadas por el éxito internacional del colectivo Las Tesis y su performance "Un violador en tu camino".

La convocatoria fue masiva en el centro capitalino con miles de mujeres, jóvenes sobre todo, pero también adultas y ancianas, acompañadas de sus hijas o amigas, que alzaron sus voces para clamar contra la violencia machista, pedir igualdad de derechos y exigir justicia para los culpables de delitos en su contra.

En República Dominicana, país que ocupa el tercer lujar en cuanto a tasa anual de homicidios de mujeres en la región, decenas de organizaciones pro defensa de la mujer denunciaron reclamaron la aprobación del aborto en tres causales, además de la prohibición absoluta del matrimonio infantil, el derecho a una vida libre de violencia, y la garantía de acceso a la Justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca