Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Nuestro planeta", un grito de auxilio por la vida en Vigo

La exposición de Afundación muestra la belleza de la Tierra para convocar la afiliación medioambiental

11

'Nuestro planeta', un grito de auxilio por la vida

"Nuestro planeta", la exposición basada en la exitosa serie documental homónima de Netflix que alberga desde ayer la sede Afundación en Vigo, reivindica la belleza del planeta y lanza un grito de auxilio para salvarla de los nefastos efectos del cambio climático. El tiempo corre en contra y el peor enemigo de la vida en la Tierra es el negacionismo, según el ecologista, escritor y director Joaquín Araújo, aunque tampoco hay que caer en el catastrofismo. "Aunque los actuales diagnósticos son duros y graves no debemos caer en el pesimismo paralizanta", sostuvo.

Según el conocido naturalista, presidente del Proyecto Gran Simio en España, "aún estamos a tiempo de salvar la vida en el planeta". Eso sí, hay que actuar de inmediato. Y se trata de una tarea de todos, en la que todos los gestos suman. Aquí no valen excusas, según Araújo, que ayer participó en la presentación de esta muestra, en un acto en el que estuvo acompañado por el presidente de la Obra Social de Abanca, Miguel Ángel Escotet.

Concienciar sobre la necesidad de actuar para frenar el cambio climático es, matizó el representante de la Obra Social de Abanca, el objetivo de "Nuestro planeta", que podrá visitarse hasta el próximo 20 de junio y que pone un especial interés en los niños. Así, para el público infantil, se ha programado una serie de actividades didácticas, entre estas, visitas escolares, para la que ya han reservado plaza más de 2.000 alumnos de centros educativos de Vigo y su zona de influencia.

"Nuestro planeta" incluye proyecciones, fotografías de los distintos ecosistemas de la Tierra y de la fauna y flora que los habitan, desde los paisajes helados de la Antártida hasta los bosques y los desiertos, y actividades interactivas, como la realidad cirtual, y, dentro de sus actividades paralelas, talleres de cocina y películas.

Escotet explicó que este proyecto se enmarca en el compromiso de la entidad por la sostenibilidad. En este sentido, añadió que Abanca no solo "propone, sino que hace" y puso como ejemplo que desde este mismo mes, toda la energía que se consume en sus edificios es cien por cien renovable. "Esta medida le cuesta más al banco, pero menos a la sociedad", afirmó.

Acciones como esta son las que hacen que aún haya esperanza para el planeta porque denotan, según Joaquín Araújo, un cambio de mentalidad necesario para acometer el reto que supone la lucha contra el cambio climático. "Uno de los síntomas esperanzadores es que el sector privado esté dando cada vez más pasos en favor de la sostenibilidad, incluso por delante de las propias administraciones públicas", afirmó el naturalista, cuya conferencia inauguró esta muesta.

"Nuestro planeta", que cuenta con la colaboración de Planeta, incide en la importancia del respeto hacia el medio ambiente como única vía para una vida sostenible. Siguiendo los pasos de la serie de Netflix, un proyecto coordinado por Alastair Fothergill y Keith Scholey y que cuenta con la locución de Penélope Cruz en la versión española, la exposición recorre desde las menguantes selvas tropicales hasta la sobreexplotada alta mar, ilustrando la destrucción sin precedentes de la naturaleza a manos del ser humano, pero dirigiendo todas las esperanzas hacia su increíble capacidad de recuperarse.

"Mundos de hielo", "Agua dulce", "Praderas", "Desiertos", "Bosques", "Selvas", "Litorales" y "Alta mar" son los ocho apartados en los que se reparten las fotografías que componen la muestra y a través de las que se ilustra la biodiversidad de nuestro planeta, siempre acompañadas por un párrafo contextualizador.

"Lo que más daño le hace al planeta, más que los plásticos que se vierten a los océanos, es el negacionismo. Esto es muy peligroso", se lamentó Araújo, quien aseguró que la exposición que puede visitarse en Vigo "tiene el carácter de tarjeta de visita de la belleza de este mundo".

"Pero a su vez es un grito de auxilio, una llamada de emergencia ante la despiadada acción del ser humano. Hemos extraviado de una forma imprudente nuestro vínculo con lo esencial, y no nos queda mucho tiempo. Nadie sabe cuánto exactamente, pero que es poco es una de las más absolutamente claras diagnosis de la comunidad científica. Por eso cualquier tipo de propuesta que convoque a una afiliación en favor de la vida como esta es absolutamente oportuna", añadió el activista medioambiental, responsable de la parte que se rodó en España del documental "Nómadas del viento" sobre los movimientos migratorios de las aves en todo el planeta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats