29 de febrero de 2020
29.02.2020
Alerta sanitaria mundial

La OMS eleva a "muy alto" el nivel de riesgo de expansión del coronavirus

Solo se había declarado en China, donde ahora se registran menos positivos que en el resto del mundo - El contagio se globaliza tras detectarse el primer caso en el África Subsahariana

29.02.2020 | 00:38
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ayer. // D.B.

El contagio del coronavirus causante del COVID-19 se ha acabado de globalizar tras detectarse ayer en Nigeria el primer caso en África Subshariana, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevaba a "muy alto" el nivel de riesgo de expansión. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, confirmó que fuera de China se han detectado hasta ahora 4.351 casos en 48 países, con primeros contagios en Nigeria, Dinamarca, Estonia, Lituania, Países Bajos e Islandia en las últimas 24 horas.

El riesgo "muy alto" sólo había sido establecido hasta ahora en China, donde en los últimos tres días se han diagnosticado menos casos nuevos que en el resto del mundo.

La autoridades nigerianas confirmaron en Lagos, ciudad con más de 20 millones de personas, el primer caso de coronavirus al sur del Sahara, lo que activó la alerta en una región que se prepara ante un potencial brote.

"El caso (positivo) es un ciudadano italiano que trabaja en Nigeria y quien había regresado de Milán a (el aeropuerto de) Lagos el 25 de febrero de 2020", detalló en un comunicado el ministro de Sanidad nigeriano, Osagie Ehanire.

Las autoridades ya están trabajando para identificar a todas aquellas personas con las que el enfermo tuvo contacto a su llegada a Nigeria, el país más populoso de África, con cerca de 200 millones de habitantes.

Las autoridades de México confirmaron ayer el primer caso de coronavirus en el país, un hombre que viajó recientemente a Italia y que se convierte en el segundo detectado en América Latina después del que fue detectado en Brasil.

China confirma la tendencia a la baja de nuevos casos pero aumenta la cifra de muertes por coronavirus, que en Irán parece de difícil control, mientras Corea del Sur trata de contener su expansión, Japón declara la emergencia en el norte del país y Nueva Zelanda registra su primer infectado.

Los últimos datos ofrecidos por las autoridades chinas indican que en la última jornada se registraron 327 nuevos casos y 44 muertes en toda China por el coronavirus. Estas cifras suponen una caída del 24,5 % en los nuevos contagios registrados con respecto al día anterior, aunque los fallecimientos acaecidos el jueves superaron en un 52 % a los del miércoles.

Hasta ahora se han registrado 2.788 fallecimientos en China, donde hay confirmados 78.824 casos confirmados, informó ayer la Comisión Nacional de Sanidad de ese país.

El brote de coronavirus se expande en Irán, donde ayer se confirmaron 143 nuevos contagios, de los que ocho han fallecido, con lo que la cifra global aumenta a 34 muertos de entre 388 infectados.

Un británico que había estado a bordo del crucero retenido en Japón a causa del coronavirus ha fallecido en ese país, convirtiéndose en la primera baja mortal del Reino Unido por el virus, confirmó este viernes la BBC, que cita fuentes del gobierno japonés.

Las autoridades japonesas indicaron, de acuerdo con la BBC, que el británico muerto es la sexta persona del crucero de la embarcación Diamond Princess, puesta en cuarentena, que fallece por esa causa.

Más muertos en Italia

La Comisión Europea informó de que el Centro Europeo de Coordinación de la Respuesta a Emergencias (CECRE) ha solicitado a todos los Estados miembros que ofrezcan asistencia a Italia, donde se han registrado 21 muertos y 650 contagiados.

El Ejecutivo europeo señaló que Italia ha activado el Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea para pedir más equipamiento con el fin de abordar la expansión del coronavirus, en concreto, mascarillas protectoras.

El número de casos confirmados en Francia se ha elevado a 57 desde finales de enero, 19 más que en el último balance oficial de este jueves, informó ayer el ministro francés de Sanidad, Olivier Véran. "Se ha llegado a una nueva etapa de la epidemia. Pasamos ahora a la fase dos, es decir, el virus circula por nuestro territorio y debemos frenar su difusión", indicó.

En Portugal, pese a no tener ningún caso confirmado, crece la preocupación en el turismo, sobre todo de cara a Semana Santa, y las ferias aprietan sus reglas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca