Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CLUB FARO

Javier Urra: "Creo en la rehabilitación del chaval que ha hecho algo terrible, no en la del adulto"

"Violadores y asesinos mayores no quieren cambiar y reincidirán, por eso apoyo la prisión permanente revisable"

Javier Urra fue presentado ayer en el Club FARO, por DIana Rodríguez. // José Lores

Javier Urra fue presentado ayer en el Club FARO, por DIana Rodríguez. // José Lores

"Creo en la rehabilitación del chaval que ha hecho algo terrible, es reeducable aunque tiene que cumplir el castigo, pero no creo en la rehabilitación favorable de la prisión en adultos como violadores y asesinos. No quieren cambiar y reincidirán por eso apoyo la prisión permanente revisable. Es el caso de Montoya, en prisión provisional por la violación y asesinato de la joven profesora Laura Luelmo, al ser detenido ya avisó de que volverá a hacerlo. No tiene ningún interés en cambiar y la sociedad se tiene que defender". Así de tajante se mostró el doctor en Psicología y Ciencias de la Salud y primer Defensor del Menor en España, Javier Urra, en su charla en el Club FARO titulada "90 minutos psicológicos" (para conocerte mejor y comprender lo elemental de la vida). En una sala abarrotada de pública, el pedagogo y profesor universitario fue presentado por la psicóloga Diana Rodríguez, fundadora de la Asociación contra el Abuso y Maltrato Infantil de Galicia (AMINO).

Con más de 30 años de trabajo en la Fiscalía de Menores y tras haberse cruzado con los peores delincuentes, Javier Urra es optimista sobre el ser humano y sostiene que "si se nos da la oportunidad de ser buenos, somos muy buenos", aunque advierte que el mal existe y las personas malas también. Por eso ante crímenes atroces, destaca la necesidad de educar y tratar a las víctimas. Así, se pregunta qué va a pasar con los dos niños de Valga, testigos de como su padre mataba a tiros a su madre, a la hermana de ésta y a su abuela materna. ¿Quién los va a educar?, ¿Les van a dejar ver a sus abuelos paternos?, se pregunta Urra. El psicólogo apunta que cuando los niños tengan 15 años se preguntarán si "eso" se hereda, y a los 18 tal vez se pregunten si deben ir o no a ver a su padre a prisión aunque lo aborrezcan por hacer lo que hizo. "No todo se cura, pero se puede llevar mejor", advierte como experto en la materia.

Javier Urra propone en su último libro un viaje de descubrimiento para conocernos mejor y comprender lo elemental de la vida. Así, tras señalar que lo más importante "no es el yo" sino "el tú", abordó temas que nos atañen a todos, desde la soledad, a la felicidad y la gestión del estrés, hasta la violencia de género e infantil. Noventa pequeñas reflexiones que se leen en un minuto cada una y que condensan mucho de lo que ha aprendido a lo largo de los años.

El amor a los hijos y de éstos a los padres, centró parte de su charla, si bien apuntó que "hay gente que no está capacitada para ser padre", y puso como ejemplo que al menos cincuenta bebés mueren al año por ingesta de metadona.

"Dicen que la educación lo puede todo, pues yo digo que no es así. El temperamento no se cambia, el carácter si. Por eso hay que conocerse, aunque es muy difícil. Hay que conocerse en los ojos del otro, porque creemos que damos una imagen distinta de lo que somos". Para ilustrarlo expuso que "el 90% de la gente cree que es más inteligente que la media, lo que resulta llamativo." Animó a no "perderse" la reunión de la comunidad de vecinos: "Veinticuatro adultos discutiendo hora y media si se pone una bombilla ...", apuntó ante un público entregado. "El ser humano tiene capacidad para lo mejor y para lo peor, pero yo tengo una visión muy buena de la gente, participo en Unicef y Pequeño Deseo, unos proyectos que muestran lo mejor"., matizó.

Javier Urra siguió derribando tópicos. Así, considera que "la búsqueda de la felicidad es un error, pues sabemos que vamos a morir, igual que nuestros seres queridos. Se nace, se muere y se vive solo". Apuesta por la educación, pero incide en que todavía se educa de forma distinta a chicas y chicos. "A ellas las educan para que hagan todo por los demás, al chico para que lo haga todo para él. No veo tan claro que esté cambiando". Así, resalta que "hay pocos enfermeros, frente al número de enfermeras; también pocos profesores de cero a seis años y siguen siendo las mujeres quienes cuidan a los familiares con alzheimer. No digo que no haya hombres, pero sí que son una excepción", concluye.

Ser dueño de uno mismo es, en su opinión, el principal reto de los seres humanos, y eso significa tener ética. Las recomendaciones de Urrra inciden en la importancia de reírse de uno mismo -"quien no lo hace es peligroso, pues ha dejado de ser humilde"-. También se mostró contrario a "humanizar" los derechos de los animales: "Respetarlos si, pero no en base a los derechos humanos. Cuando alguien me dice que su perro es su mejor amigo pienso ¿qué amigos tendrá?" Apuesta también por el perdón: "Perdonar es terapéutico, vivir en la venganza es un error".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats