07 de febrero de 2020
07.02.2020
Especie protegida

Suspendido el permiso para cazar al último lobo de Álava

La Diputación había dado 14 días para cazar al ejemplar, ante la presión del sector ganadero

07.02.2020 | 12:39
El último lobo de Álava.

La Diputación Foral de Álava ha suspendido el permiso de 14 días que había dado a los cazadores de la región para encontrar y dar caza al último lobo ibérico que vive en el territorio histórico. Así lo han anunciado las asociaciones Ekologistak Martxan y Grupo Lobo, que han explicado que la suspensión se debe al anuncio del Gobierno Vasco de que va incluir a esta especie en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas.



El permiso concedido por la Diputación, que daba 14 días para encontrar al animal y acabar con su vida, fue motivado por las presiones del sector ganadero de la zona, que había denuncia que el animal, junto a su antigua pareja, que se cree muerta, mató o hirió a 200 animales sólo durante el año pasado. La media supera a la caza de un animal de granja cada dos días, por lo que estos datos siempre han creado cierta controversia en los sectores ecologistas en las redes sociales, donde hay quienes señalan que es poco probable que una pareja de lobos sea tan voraz.

Categoría de "interés especial"

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco ha anunciado que incluirá al lobo (canis lupus) en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas (CVEA) con la categoría de "interés especial", el nivel de protección más bajo, que implica la elaboración de planes de gestión, seguimiento y vigilancia en el que participarán las diputaciones y los agentes implicados.

Según ha explicado, este nivel de protección, que se aplica en Euskadi a un total de 89 especies, situará al lobo al nivel del gato montés, el armiño, el gavilán común o el martín pescador, e implicará la elaboración de planes de gestión y seguimiento sobre las poblaciones existentes y de su convivencia con el sector ganadero.

El Departamento de Medio Ambiente ha señalado que ha tomado esta decisión después de realizar un "minucioso estudio" para determinar si procede la inclusión de esta especie en el Catálogo y con qué categoría.

El Catálogo establece cuatro categorías de protección, de acuerdo a la situación de riesgo de cada especie: " en peligro de extinción", que es el grado máximo, "vulnerables", "raras" o de "interés especial".

En el citado estudio se han tenido en cuenta tanto los informes de las diputaciones forales, instituciones que tienen atribuidas las competencias en la gestión de la flora y fauna silvestre en Euskadi, como la información aportada por el Grupo Lobo Euskadi. Asimismo, el Gobierno ha recordado que la UE considera al lobo una especie de interés comunitaria y lo tiene catalogado en la Directiva Hábitats.

La Comisión Europea mantiene la posición de buscar todas las medidas posibles para posibilitar la coexistencia de la especie en territorio europeo con el sector ganadero. Estas medidas pueden ser subvencionadas como la agrupación y protección de los rebaños, vallados eléctricos, mastines bien entrenados, entre otras.

Especie amenazada

En este sentido, ha recordado que en el Estado se considera al lobo como una especie amenazada en la mitad sur de España por debajo de la línea del Duero y las diferentes Comunidades están adoptando medidas "en función de sus realidades".

Además, Bruselas ha anunciado recientemente su voluntad de subvencionar las indemnizaciones públicas por daños al ganado ocasionados por los ataques de lobo, unos pagos que las Diputaciones de Álava y Bizkaia ya vienen realizando desde hace años con sus propios presupuestos.

A la vista de todas estas consideraciones, el Departamento de Medio Ambiente ha llegado a la conclusión de que e l lobo no tiene en Euskadi la consideración de especie "en peligro de extinción" y, por tanto, no procede su inclusión en una categoría reservada para aquellas cuya supervivencia es improbable si los factores causales de su actual situación siguen actuando, sino en la de "interés especial".

Se trata de aquellas merecedoras de una atención particular en función de su valor científico, ecológico, cultural o por su singularidad. Este nivel de protección implicará la elaboración de planes de gestión, seguimiento y vigilancia, que se realizarán mediante un proceso de participación en que tomarán parte las Diputaciones y todos los agentes implicados.

El Consejo Naturzaintza está formado por los departamentos de Medio Ambiente y Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, un representante de cada una de las Diputaciones Forales, de la Universidad del País Vasco, de las asociaciones de conservación de la naturaleza, de las organizaciones agrarias, de EUDEL por cada Territorio Histórico y de las asociaciones forestalistas, así como varias personas de conocido prestigio en el ámbito del medio ambiente.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Loterí­a de Navidad 2019

FaroEduca