Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rafael Tarradas Bultó: "La guerra lleva a las personas al límite"

"El heredero" novela la historia de la saga de los Bultó

Rafael Tarradas Bultó, ayer. // FdV

Rafael Tarradas Bultó, ayer. // FdV

"El heredero" (Espasa) es el resultado novelado de largas conversaciones con su abuelo Francisco Javier Bultó en la casa familiar, la masía de San Antonio, en el Penedés. En esta obra, Rafael Tarradas Bultó plasma una parte de la historia de esta saga familiar, a la que pertenece también el expiloto de motos Sete Gibernau, y que de pasó de ser una recopilación de anécdotas familiares para regalar a sus familiares a convertirse en un éxito literario: de Amazon pasó a las librerías, y en cinco días se agotaron los 20.000 ejemplares de la primera edición. Ayer la presentó en Santiago.

- ¿Dónde cree que está el secreto para que una historia escrita para ser consumida en familia vaya ya por la segunda edición?

-Yo creo que está en sus personajes, con los que el lector enseguida empatiza. Aunque no es un libro sobre la Guerra Civil, sí habla de estos personajes y sobre cómo la guerra les lleva al límite. Es un libro que tiene muchas patas: tiene una parte de thriller, historias de amor, algo de espionaje...

- La novela intercala ficción y realidad. ¿Cuánto da a conocer de la historia de su familia?

-Cuando me puse a escribir las anécdotas que me contaban mis abuelos fui llenando los huecos que no recordaba o que no sabía con ficción, pero el 20 o el 25 por ciento es real. La parte del inicio de la guerra es totalmente real y los escenarios también, como la masía de San Antonio, la casa familiar y nuestro centro de reunión.

- ¿Por qué dice que no es un libro sobre la Guerra Civil?

-La guerra sirve de fondo para poner a los personajes al límite. Ahí es donde sacan lo que llevan dentro. El libro habla de experiencias personales, no de la guerra ni de batallas, aunque está muy documentada para no caer en incongruencias históricas.

- ¿Qué ha descubierto sobre la guerra mientras se documentaba?

-He descubierto que en la Guerra Civil hay muchos casos de historias de gran humanidad, de gente que en un momento dado renuncia a sus ideas y a su bando para ayudar a gente del otro, gente que te dice que no podía disparar al de enfrente porque sabía cómo se llamaba. En el frente de Madrid, por ejemplo, paraban la batalla para intercambiar tabaco entre soldados de los dos bandos. Es como que la locura de la guerra no puede acabar del todo con la gente buena.

- ¿Tiene un personaje preferido?

-A mí me gusta mucho Antonio, el protagonista, porque es una persona a la que la vida le ha dado la espalda en muchas ocasiones y a pesar de todo es una buena persona. No deja que todo el odio de a su alrededor le coma.

- ¿Habrá segunda parte?

--Estoy preparando una precuela, porque la época anterior también me parece interesante. Y probablemente de cara al futuro siga con la posguerra, aunque tengo que ver qué giro le doy porque es una época tristísima y sin emoción.

Compartir el artículo

stats