DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La generación silver rompe estereotipos

Cada vez más marcas apuestan por mostrar modelos mayores en sus campañas en una tendencia que fusiona orgullo con canas y pelo blanco

La generación silver rompe estereotipos

La generación silver rompe estereotipos

Uno de los vídeos que más lo ha 'petado' en los últimos meses ha sido el "Dance monkey" de Tones and I. A diferencia de la corriente que manda, sus protagonistas no son adolescentes ni jóvenes. En él, el cantante se mete en la piel de Mr. Tones, un señor mayor agarrotado en un inicio que acaba montando una buena con sus amigos mayores en un club de golf. El clip tiene como protagonistas a esa banda de abuelos que bailan, juegan, hacen gamberradas y ligan.

"Dance monkey" rompe con los estereotipos y pide en su letra y coreografías ver a los mayores como personas con vitalidad, con ganas de divertirse.

Esta semana, hemos visto a la actriz gallega Benedicta Sánchez, con 84 años de edad, ser la estrella de emisiones como el "Land Rober Tunai Show" donde el público, presentador e invitados se han rendido a la arrolladora personalidad de la intérprete y exfotógrafa lucense.

Nadie duda ahora de que Benedicta se ha convertido en un icono para las nuevas generaciones por cómo ha sabido llevar su vida ante los obstáculos pero también para los mayores. Sin dudarlo, se presentó al casting de Óliver Laxe, llevó a cabo el rodaje y desfiló por alfombras rojas como la de Cannes o los Goya con un glamour con sello propio.

"Todos necesitamos referentes en nuestra vida. Estos modelos se muestran como una oportunidad, como un modelo de satisfacción vital, de desarrollo personal. Realmente, la gente mayor tiene una alta capacidad de cambio, de resiliencia. Además, la sociedad está cambiando. Se busca ser jóvenes durante más tiempo. Los mayores tienen que tener visibilidad más allá de los condicionantes familiares", señala María José Fares Varela, psicóloga gallega especialista en gerontología, coordinadora del área de proyectos de Ategal, la Asociación Cultural Gallega de Formación Permanente de Adultos.

Fares Varela añade que "somos conscientes de que existe una población mayor de 65 años que supone más del 30% de la población total y tenemos varios miles de centenarios. Esas apariciones de modelos, actrices mayores, no dejan de ser reflejo de una realidad. El mundo debe respetar la realidad que vivimos ahora: hay mucha gente mayor. Toda esa gente mayor, la denominada generación silver (plata), forma parte de un nuevo ecosistema social".

Este ecosistema reclama disfrutar de la vida, ir a la moda, viajar, en definitiva, vivir, al tiempo que lanzan un mensaje a las generaciones más jóvenes: hay vida más allá de los 50. Recibir, por ejemplo, la revista de Desigual de la nueva temporada viendo en la portada una chica joven y una señora mayor mostrando prendas de la desenfadada marca da un mensaje positivo sobre los adultos mayores.

"Esa nueva generación silver es una población económicamente muy potente, proactiva, interesada en el contexto en el que viven. La industria como la de la cosmética, turismo, salud, bienestar, moda ha tomado nota. Es un reflejo de la realidad que estamos viviendo", reflexiona María José Fares.

Quizás, detrás se encuentre un envejecimiento poblacional que alumbra un cambio. En pocos años, los mayores de 50 serán mayoría en el cómputo de consumidores por lo que es posible que la industria tenga que empezar a mirar para ellos con otros ojos.

Pero más allá del interés comercial y del futuro del consumo, a nivel psicológico importa y mucho ver a modelos mayores mostrando la lencería de Oysho; la ropa o complementos de Mango y Zara (solo que en Zara se considera mayores a las que superan los 40) o Adolfo Domínguez.

Esta última marca lanzó su lema "Sé más viejo" en 2018 con una modelo mayor protagonizando la campaña. Ahora mismo, si se entra en su web, la modelo protagonista luce arrugas en su cara. También se puede ver en Shop by stories la story "Hijas del mar" a una modelo joven y otra mayor mostrando prendas en un idílico emplazamiento costero. En otra story, Otredad, uno de los modelos luce canas en su barba; mientras que con el hashtag #ROPAVIEJA gente mayor dona sus prendas para el spot, posando con ellas, para comunicar que son diseños atemporales y de calidad.

Ese orgullo ahora a la hora de mostrar las canas se engloba en un nuevo movimiento, el body positive, por el que la gente muestra lo que antes se trataba de ocultar. De hecho, sí que hay una tendencia, aunque minoritaria, de lucir un pelo blanco cuidado.

Belén Galán, directora de marketing de thyssenkrupp Home Solutions señala: "Renunciar al tinte y lucir las canas está de moda. La mayoría de los hombres ya lo hacían, pero ahora también las mujeres se han incorporado a la tendencia de mostrar una imagen de naturalidad y aceptación del paso del tiempo. Y aunque el cabello blanco puede dar una imagen de mayor edad, en realidad, lo que debe importar a la persona es mantenerse en forma y cuidar de su salud".

Compartir el artículo

stats