Llueve sobre mojado. "Fabien", la borrasca que azotó con fortísimos vientos Galicia -llegando a registrarse rachas de hasta 183 kilómetros por hora en puntos del norte como Penedo do Galo en Viveiro; 143 en As Neves (Pontevedra) y 'soplando' en cumbres como Cabeza de Manzaneda con 176 kilómetros por hora o Ancares, con 155- también dejó el sur gallego y, sobre todo, el cauce del río Miño, desbordado en diferentes puntos. A la alerta roja en Ourense, donde el caudal llegó a la altura de la N-120 en Oira y cubrió por completo las termas, se suma el anegamiento del paseo fluvial de Tui, a punto de rebasar el umbral de alerta. Se trata de la tercera borrasca profunda consecutiva en menos de una semana.

Galicia, desbordada tras el temporal Fabien

Quince vuelos cancelados y otros trece desviados -de ellos, siete cancelados y tres desviados en Peinador-; retrasos en trenes como el AVE a Madrid, desprendimientos de cornisas de fachadas -como en Vilagarcía de Arousa o Cangas o en el centro de Ourense donde voló un tejado y fallaron los semáforos- o el cierre del centro de Verín, se suman a un reguero de cortes de viales y caídas de árboles. La comarca del Deza también vivió inundaciones y la alerta roja en el mar obligó a los bateeiros de Domaio, Moaña, a buscar abrigo en San Adrián de Cobres, Vilaboa, donde se reunireron unos catorce barcos ayer por la tarde.

El Miño sigue imparable y en Salvaterra ya ha sobrepasado el nivel de emergencia que marca la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil. Por su parte, en Tui está a cinco centímetros de alcanzar dicho umbral de alerta, situado en los 7 metros de altura. La riada ha inundado la Veiga do Louro y el paseo fluvial, igualando el nivel alcanzado en 2016. El avance de la crecida del caudal es dudoso, según la Comandancia Naval del Miño, pues no se está notando el impacto de las mareas en el río, que durante los últimos días ha incrementado constantemente su caudal, más desde que se abrió la presa de Frieira.

La friolera de 27.000 hogares en Galicia sin luz a media tarde de ayer da una idea del alcance del temporal, que también obligó a Emergencias 112 a intervenir en 539 incidencias. En Pontevedra, A Estrada alcanzó las 19 intervenciones, Lalín sumó 15 y Mos, 6.

En lo que respecta a incidencias eléctricas, Pontevedra resultó la provincia menos afectada, con 1.800, y fueron más graves en municpios del interior como Agolada o Cerdedo-Cotobade. Tampoco se libraron los deportes: quedaron suspendidas todas las actividades de fútbol al aire libre y partidos y competiciones de muchos otros deportes, a pesar de celebrarse en pabellones cubiertos.

El temporal de viento llegaba a Galicia pocas horas después de sufrir a Elsa. Se dejó sentir desde temprano, pero proseguirá hoy con alerta roja en todo el mar gallego. Tampoco se libra el interior de la comunidad; con alertas naranjas por vientos y -el interior de Pontevedra y Ourense- por acumulación de (más) lluvia en doce horas.

Quince vuelos cancelados

Los aeropuertos gallegos también se resintieron. Las tres terminales registraron cancelaciones de sus vuelos tanto de salida como de llegada. Algunos de los que salieron de origen y tenían como destino algunos de los aeródromos de Galicia fueron desviados a otros puntos de España y Portugal. En total, fueron cancelados 15 vuelos y 13 fueron desviados, en los aeropuertos de Santiago, Vigo y A Coruña. En A Coruña, hasta cinco vuelos fueron cancelados y otros tres desviados a otros puntos de España y Portugal. Según Aena, la meteorología adversa provocó cinco cancelaciones en la terminal de Peinador y tres desvíos. El aeropuerto de Santiago sufrió cinco cancelaciones y cuatro desvíos. Entre los incidentes, destacó la caída de la marquesina de salidas del aeropuerto de Santiago debido al fuerte viento.

La luz fallaba por la tarde en unos 27.000 hogares en Galicia. Por provincias: 7.000 en A Coruña, 8.500 en Lugo, 9.700 en Ourense y 1.800 en Pontevedra. La mayor parte de estas incidencias estaban ocasionadas por la caída de árboles, ramas y cortezas sobre las líneas por el fuerte viento, según la información de Naturgy.

"UFD", la distribuidora eléctrica movilizó a cerca de 600 personas, entre brigadas, operadores de red y de la plataforma telefónica, para hacer frente a los problemas de suministro eléctrico que causó Fabien. El despliegue de UFD incluía más de 170 vehículos y 45 camiones, además de 130 grupos electrógenos con el fin de agilizar la reposición del suministro eléctrico en los casos en que fueran necesarios. También reforzaron los equipos y la plataforma telefónica. A cierre de esta edición, brigadas, operadores de red y plataforma telefónica, entre otras áreas, seguían trabajando en la resolución de las averías, con el objetivo de lograr la progresiva normalización de la red.

La compañía continuará con sus dispositivos desplegados durante todo el día de hoy y mientras dure la situación meteorológica adversa que está provocando las incidencias en el suministro de electricidad.

La ciclogénesis explosiva también afectó a una de las principales autovías gallegas. La A-8, que une Galicia con el País Vasco, estuvo cortada en Mondoñedo a la altura de Alto do Fiouco, entre los kilómetros 536 y 552 para todos los vehículos excepto turismos.

1430 incidencias en 32 horas

El 112 Galicia contabilizó un total de 1430 incidencias relacionadas con los efectos del temporal desde las 00.00 horas del sábado hasta las 08.00 horas de hoy. Por provincias, la más afectada fue A Coruña, donde se alcanzaron las 567 incidencias. Pontevedra sumó 349, seguida de Lugo con 325 y Ourense con 186 incidentes registrados. La caída de árboles y ramas en las vías de circulación (808), las acciones de prevención de riesgos (239), cables de luz y teléfono en las carreteras (77) y postes caídos en las calzadas (59) fueron las incidencias que más se repitieron.

Durante la pasada noche, un tren que cubría la línea entre Vigo y Barcelona chocó contra un árbol caído en las vías férreas en Ribadavia, sin registrarse daños personales. Debido al impacto, al hilo de las 22.15 horas, el tren finalizó averiado y fue necesario que una máquina de socorro remolcara al convoy hasta la estación de Ourense con el pasaje a bordo. Finalmente, según informó Adif al 112 Galicia, las personas que viajaban en el tren terminaron el trayecto en autobús.

Además, una persona precisó asistencia médica ayer después de que le cayera encima del coche en el que circulaba un árbol en Cortegada. Según se le indicó al 112 Galicia, la persona se encontraba liberada y accesible. Ocurrió cerca de las 17:00 horas y, nada más recibir el aviso a través de Urxencias Sanitarias de Galicia-061, desde el CIAE 112 Galicia se informó de lo ocurrido a los Bomberos de O Carballiño y al GES de Ribadavia.

En el término municipal ourensán de O Bolo, cayó el pilar de un puente y se hundió en el lugar de A Barxa, donde pasa el río Xares, en la carretera que une A Barxa con O Seixo, en Petín. Se trata de una vía secundaria que une las aldeas de A Barxa con O Seixo y hay otras vías alternativas por lo que los pueblos no quedan incomunicados.