Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo estatuto de Agadic siembra suspicacias entre los actores gallegos

Asociaciones temen la externalización y recortes en la autonomía de la gestión de los centros dramático y coreográfico, que la Xunta niega

Bernabé

Bernabé

El decreto para la modificación de los Estatutos de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic), supone un polvorín de opiniones entre el gremio de actores, coreógrafos e incluso empresas musicales, que temen la "externalización" o incluso el progresivo desmantelamiento de la programación del Centro Dramático Galego (CDG) y del Centro Coreográfico Galego (CCG), así como un "recorte" de su autonomía. La Asociación de Actores e Actrices de Galicia, junto con la Academia Galega de Teatro comparecieron en Santiago de forma conjunta para criticar que el proyecto se tramita, según su testimonio, de espaldas a la opinión del colectivo. "Estase abocando á desaparición dos centros; non se pode gobernar a golpe de decreto. A cultura non é ocio, nin negocio. É patrimonio de todos e un servizo público", declaró a FARO la presidenta de la Academia Galega de Teatro, Inma António. "A dirección do CDG xa so suxerirá a programación, non escollerá", indicó.

Sin embargo, el director de la Agadic, Jacobo Sutil niega "taxativamente" que se produzca una privatización de los entes. El responsable de industrias culturales indica que uno de los cambios sustanciales del decreto -actualmente en fase de exposición pública- es la creación de la figura de un gerente, que ejercerá como subdirector para "reforzar la estructura de la Agadic". "O decreto seguirá adiante", insistió Sutil -vía telefónica desde Madrid, tras asistir a una reunión en el Ministerio- "pero a miña porta está aberta; que lle poñan data se queren unha reunión ¿como non vou querer dialogar se é o que fago todos os días no meu traballo?". Se refería así a las críticas del gremio de actores de no haber mantenido una reunión.

Por su parte, desde la Asociación de Actores y Actrices de Galicia (AAAG), Xosé Barato apuntó como detonante de la situación que el pasado 20 de noviembre, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, anunciase en el pleno del Parlamento el nuevo Estatuto de la Agadic con omisiones de "una serie de cambios de gran calado". Incluyen en estas la reducción de competencias del CDG. "No tendrá el deber de seleccionar y hacer el contrato de los artistas, sino que su papel se limitará la participar en la selección de los artistas", indicó Barato.

Según su visión "no se contempla, tampoco, la necesidad de que sea la propia institución pública quien se encargue de la contratación", que "se podría derivar" a compañías privadas. "Quizais haxa un malentendido", insistió Jacobo Sutil.

En cuanto al Centro Coreográfico, las entidades de actores y actrices denuncian que el nuevo decreto elimina el Departamento de Producción Coreográfica y lo sustituye por uno de Música y Danza, que contará con "vagas" funciones como "ejercer la dirección del Centro Coreográfico". Para Sutil, este cambio esta motivado por la búsqueda de un perfil de mayor gestión y artístico.

Finalmente, los colectivos hicieron alusión a que "desaparecen importantes cometidos" como seleccionar y contratar las compañías artísticas, hacer la selección y el contrato de los artistas, impulsar los acuerdos de cooperación y colaboración con otros centros y ejercer la representación común del Centro.

Compartir el artículo

stats