14 de noviembre de 2019
14.11.2019

Dos mujeres retratan a 'El Chicle' como un depredador sexual obsesionado por jóvenes morenas

"Me amenazó con un cuchillo y me violó cuando era menor", acusa su excuñada

14.11.2019 | 01:40
Un amigo de 'El Chicle' // Agencia ATLAS

Diana Quer regresaba sola a su casa e iba wasapeando con sus amigos cuando en la madrugada del 22 de agosto de 2016 fue abordada en A Pobra por José Enrique Abuín Gey, "El Chicle", acusado de detención ilegal, violación y asesinato de la joven por lo que afronta prisión permanente revisable. Probar que la chica, de solo 18 años, no falleció en un acto involuntario como asegura el acusado, sino que fue trasladada viva y maniatada a la nave de Asados, donde la habría agredido sexualmente antes de asfixiarla con una brida y ocultar el cadáver casi 500 días en un pozo de las instalaciones, es el principal objetivo de la Fiscalía y la acusación particular que ejercitan los padres de Diana Quer. Por eso pretenden fijar un posible patrón de conducta que delate al supuesto depredador sexual.

Los testigos que ayer declararon, incluidas sus excuñadas, dejaron ayer a Abuín Gey a los pies de los caballos. A lo largo de la mañana tuvo que escuchar el relato de varias jóvenes a las que habría acosado o incluso violado. Según su cuñado y uno de sus amigos a "El Chicle" le gustaban las mujeres "jóvenes, morenas de pelo largo y delgadas", tal como era su mujer, Rosario Rodríguez, cuando la conoció con apenas 14 años.

De todos los citados, slo una hermana de Abuín Gey se negó a declarar contra el acusado. La hermana gemela de Rosario ratificó que su cuñado la violó intimidándola con un cuchillo en 2005, momento en que lo denunció acompañada de su madre pues era menor de edad, que le denunció en 2005 por agresión sexual -una causa archivada provisionalmente en un juzgado de Noia- que se ha reabierto tras los casos de Diana Quer y el rapto frustrado de otra joven en Boiro el 25 de diciembre de 2017 que llevó a la detención de Abuín Gey. El presidente del tribunal no dejó a las partes ahondar en los detalles de lo ocurrido, pues se trata de una causa abierta en otro juzgado.

"Yo era menor de edad, morena de pelo largo y delgada", respondió a preguntas de las acusaciones. "Le denuncié por violación, me intimidó con un cuchillo y utilizó un preservativo. Lo ocurrido deja un impacto psicológico. Poco a poco sigues adelante, nunca lo olvidas. Estuve a tratamiento psicológico varios meses. Tengo hijos y me ha afectado en el inicio de la relación con mi pareja", explicó, pese a las airadas protestas de la abogada de "El Chicle, que llegó a decir que se trataba de una denuncia falsa. Al preguntarle por qué había retomado la relación con su excuñado si era un violador, la joven explicó que la retomó con su hermana Rosario y nunca volvió a quedarse a solas con "El Chicle". "Empezaron a venir a casa de mi padre, dejaron a vivir con nosotros a su hija para ir al colegio, pero siempre había alguien. Todos mis hermanos, menos Rosario, me creyeron cuando denuncié la violación", apostilló.

Por el estrado pasaron también dos hermanas de Boiro, a las que supuestamente Abuín Gey abordó en la madrugada del 24 de diciembre de 2017, un día antes del asalto a otra chica por el que ha sido condenado a más de cinco años de cárcel.

Las dos hermanas indicaron que las vio de madrugada con una amiga por la calle, mientras una grababa un vídeo, y acercó su Audi azul para seguirlas, mientras de forma pesada decía a una de ellas: "Rubia ven que te llevo, no vayas a cortarte los pies con algún cristal", pues se había descalzado y llevaba los zapatos en la mano. El principio de la frase es muy similar al "morena ven aquí", que Diana Quer escribió a un amigo que le decía un hombre cuando regresaba a su casa la noche que desapareció.

"Me llamó mi hermana y me dijo que pusiera la tele para ver si me sonaba de algo el detenido del que hablaban. Cuando le vi empecé a llorar, era el mismo que nos había abordado en Boiro", relató ante el jurado la joven rubia a la que "El Chicle" animaba a subir a su coche.

Una mujer asaltada en Ourense en la primavera de 2017, que también reconoció a "El Chicle" en televisión como el hombre que la abordó, fue la última en declarar ayer. Visiblemente nerviosa describió lo ocurrido: "Esperaba a mi marido en un cruce de Taboadela, donde la parada del tren a las 19.30 horas. Yo venía de una casa y esperaba a mi esposo, que trabaja cerca. Me bajé del coche. No había nadie y es una zona solitaria. Vi luces, pensé que era mi marido pero era un Audi oscuro. Venía por el otro carril y se me cruzó delante". Entonces, según su relato, Abuín Gey se bajó del coche y fue tras ella diciéndole: "Ven que lo vamos a pasar bien". Ella corrió hacia una furgoneta que pasaba y pidió auxilio, momento en que el autor del intento de agresión regresó a su vehículo. "Pero la furgoneta no me paró y cuando pasó, él se bajó del coche, insistió en agarrarme".

Para entonces esta testigo ya había llamado por teléfono a su marido que llegó de inmediato y atravesó su vehículo, pero el Audi "arrancó por los montes y escapó. Aunque le seguimos dos kilómetros, yo tenía mucho miedo, y paré el coche porque si mi marido lo coge igual lo mataba", explicó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Loterí­a de Navidad 2019

FaroEduca