Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una propuesta de hermanamiento entre Tomar y Vigo

Al final de su intervención, la farmacéutica Carmen D. Grandal propuso "el hermanamiento de Tomar y Vigo" basada en varios argumentos históricos. "Tenemos un pasado en común: los templarios, un trocito de la historia de este monumento y los olivos", indicó. De hecho, según Barbosa, siguieron existiendo sociedades y seguidores templarios, aunque de forma 'secreta'.

Grandal también hizo alusión a este árbol centenario como símbolo de paz. "El emblema de las Naciones Unidas tiene una corona de ramas de olivo", justificó. "Este árbol puede llegar a vivir 500 años, es muy resistente a las condiciones climáticas adversas y los templarios conocedores del significado simbólico del mismo lo colocaban generalmente en el atrio de sus iglesias", defendió.

Cortar los olivos

"Los Reyes Católicos mandaron cortar los olivos de Galicia entre otras razones por apoyar mayoritariamente a la legítima heredera Juana, única hija de Enrique IV, no a Isabel, favoreciendo así con ello otras zonas productoras de olivo que le habían apoyado, el aceite era muy utilizado en los candiles...", reflexionó.

"¿Justicia poética?", se preguntaba varias veces durante el relato la experta. Y volviendo al caso de Vigo, Grandal explicó la última etapa de la vida del histórico árbol de Paseo de Alfonso. "En su nuevo emplazamiento, el olivo fue protegido con una verja de hierro donde fue colocada una placa de bronce acreditando la promesa que ante él, hicieron los vigueses de "amor y lealtad por la ciudad", en agosto de 1932".

Próximo a cumplir los 200 años, nuestro alcalde destacó en una entrevista que el árbol "había sido abandonado" pero ahora está muy controlado y goza de buena salud.

Compartir el artículo

stats