Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Testimonios

Los trotamundos tienen cara de mujer: "Viajar sola te aporta libertad infinita"

Un estudio confirma que hasta el 65% de viajeros que lo hacen en solitario son mujeres, en Estados Unidos llega hasta el 72%

Claudia Rodríguez, del blog soloida.com.

Ya son muchas mujeres las que no temen salir al extranjero en solitario. No corren tiempos seguros, pero es la necesidad de libertad y de sentir que pueden con todo lo que hace que muchas de ellas, cada año, tomen aviones con destinos de todo tipo sin miedo a lo que pueda ocurrir. También son muchos los prejuicios ante los viajes en soledad, una práctica cada vez más extendida y que, a muchos, les resulta revelador y gratificante. Así, un estudio de la Confederación española de Agencias de Viajes (CEAV) asegura que el 65% de los viajeros que viajan en compañía de sí mismas son mujeres. Algo que también corrobora la agencia de viajes de la web Booking en Estados Unidos. Según ellos, el 72% de las mujeres estadounidenses prefieren ir de viaje en soledad.

La bloguera Eva Abal en Polinesia.

Según el informe de Booking, las mujeres viajan cada vez más en soledad porque aprovechan la oportunidad de viajar a su propio ritmo, rompiendo con la norma y sumergiéndose en las culturas locales". Además, señalan que "aprovechan destinos únicos para inspirarse y descubrirse a sí mismas". El ahorro en alojamiento también es parte importante a la hora de tomar esta decisión.

Así, la cifra ha aumentado considerablemente y no es casualidad, en palabras de Eva Abal, una viajera incansable que cuenta sus experiencias en su web, 'Una idea, un viaje', y que dio la vuelta al mundo en 320 días, "viajar sola te aporta libertad infinita, capacidad de decisión, de cambio de planes. Te permite abrirte a conocer gente que puede terminar siendo compañía de ruta. Te enseña sobre lo exterior y te enseña sobre ti, a conocerte mejor: tus miedos, tus necesidades, tus ritmos...", sentencia la joven, que ha estado en 56 países y vivido 11 meses seguidos de verano. Pero no es la única, son muchas las españolas que atesoran blogs donde cuentan sus experiencias como solitarias viajeras.

"Dicen que es muy peligroso viajar sola. También es peligroso ir sola por una ciudad grande de noche y hay peligros que son inevitables vayas sola o acompañada"

Eva Abal - Viajera y bloguera

También es el caso de Claudia Rodríguez, de 'Solo ida'y que asegura que viajar le ha cambiado como persona. "Decidí empezar a viajar sola porque no tenía nadie que me acompañara. Lo hice por la puerta ancha porque tomé la decisión de dejar mi trabajo en Madrid, dejé a mi pareja, era un viaje solo de ida. Tenía bastante miedo pero decidí irme y no esperar a nadie que me siguiera. Fue una cuestión de necesidad", explica. Ella ha estado en más de 60 países y en solitario en todo el Sudeste Asiático, China, India, México, Guatemala, honduras, Nicaragua y Costa Rica. "Viajar en solitario te prmite abrirte más al mundo, estar un poc más contigo, conocer gente, y sentirte mucho más segura de tí misma además de aprender mucho", dice la joven, que además añade que "las mujeres que no se atreven a viajar solas deben saber que no es solo que se pueda, sino que se debe. Nadie de las que hemos hecho somos más valientes por ello, se pueden encontrar muchísimas mujeres viajando solas y ayuda muchísimo en el día a día darse cuenta de lo poderosa que es una misma. Hay un estigma en el que todo el mundo te dice que corres peligro y no es así".

Eva Abal, a la izquierda y Claudia Rodríguez, a la derecha.

Pese a todo, son muchos los prejuicios y clichés de la sociedad en cuanto a los viajes de las mujeres en solitario. "La gente dice que es muy peligroso. No lo creo, de verdad. También es peligroso ir sola por una ciudad grande de noche y hay peligros que son inevitables vayas sola o acompañada", asevera Abal. "El mayor mito es el hecho de que otras personas nos ven como de otro planeta, como súper ectraño todo. Y la verdad es que somos mujeres de todo tipo, más echadas para adelante o no... he conocido a tantos tipos de mujeres viajando y con personalidades tan distintas... no hay que ser super woman ni nada especial patra viajar sola", añade Rodríguez, que añade que "en otros países se ve como que las mujeres viajando solas son super liberales, como si buscaran alguna aventura o algo raro cuando esto no es así".

"Nunca he pasado miedo al viajar más allá de las inseguridades que tú misma te creas cuando estás a punto de hacer un viaje"

Claudia Rodríguez - Viajera y bloguera

Rodríguez en Filipinas.

En ese sentido, Abal anima a la mujeres a viajar solas siempre que quieran. "Si de verdad les apetece, que lo hagan, pero si no están seguras, si en el fondo no quieren, entonces no hay necesidad de forzarlo. Mujer u hombre, no todo el mundo disfruta de los viajes en solitario. No todos los vemos como una aventura prometedora, porque no todos somos iguales".

Inseguridad

Y aunque es cierto que algunos lugares del planeta pueden ser inseguros para una mujer viajando sola, lo cierto es que ninguna de estas viajeras se ha sentido especialmente amenaza por alguna situación. "Nunca me ha pasado nada grave, aunque si viajo sola tomo precauciones, como no andar por la noche en sitios que no son demasiado seguros. Luego, sí que he vivido cosas en ciertos países que son más debidas a diferencias culturales y del papel de la mujer en la sociedad que a peligros como tal. En algunos sitios les choca mucho ver a una chica que viaja sola o que se impone cuando le faltan al respeto. He tenido hombres que me perseguían curiosos, otros que me propusieron matrimonio, otros que insistían en llevarme en una moto de noche a ver las estrellas...", afirma Abal. "Nunca he pasado miedo más allá de lo que tú misma te creas antes de irte de viaje. Solo tuve un momento raro en Sri Lanka en un autobús cuando un señor muy mayor no paraba de hacerme preguntas y acabó poniéndome una mano en el muslo, le increpé y se bajó. Sí que he tenido situaciones de que me digan cosas por la calle y sentirte incómoda. En Guatemala sentía inseguridad de salir sola por la noche, así que directamente no lo hacía", añade Rodríguez.

Ambas han recorrido gran parte del mundo.

Dejando de lado momentos tensos, ambas viajeras atesoran un extenso cuaderno de bitácora lleno de lugares que no podrán olvidar y personas que han encontrado en los caminos reocrridos. "Es difícil escoger un viaje porque de cada uno de ellos guardo recuerdos especiales. Pero quizás uno de ellos fue el de Isla de Pascua, precisamente por toda la historia y los secretos que guarda un lugar tan pequeño", comenta Abal, que además añade que "también me mata tener que elegir un solo país, pero si sólo puedo decir uno, me quedo con mi Chile lindo, que es el que considero mi segunda casa, donde he llegado a sentirme chilena y donde los ojos me hacen chiribitas con los paisajes que no dejan de sorprenderme".

Rodríguez, por su parte, asegura que "Sudáfrica y Galápagos han sido los destinos que me han encantado en pareja, relacionados con la naturaleza y los animales, que me fascinan. Viajando sola Nicaragua me sorprendió mucho, sobe todo la gente que fue muy amable conmigo. Las mujeres me cuidaban mucho en los autobuses, me vigilaban el equipaje... la naturaleza allí es increíble. Ahora, en India, ha sido increíble, he aprendido mucho yoga, y el tercero que no puedo olvidar es Filipinas, es como mi casa, tengo mucho cariño a este país ya que viví un año allí sola en Manila, allí conocí a mi pareja e incluso tengo una web solo sobre el país 'Viajar por Filipinas'. Además es un país genial para viajar sola".

Compartir el artículo

stats