09 de octubre de 2019
09.10.2019

Cuatro candidaturas gallegas competen en los Premios Nacionales de Artesanía 2019

Elena Ferro, Paula Ojea, Cristina Velasco y La Fundación Pública Artesanía de Galicia, finalistas en cuatro categorías

09.10.2019 | 14:25

Elena Ferro, Paula Ojea, Cristina Velasco y La Fundación Pública Artesanía de Galicia optan a los Premios Nacionales de Artesanía que convoca el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a través de la Escuela de Organización Industrial (EOI). La duodécima edición de los Premios Nacionales de Artesanía ha recibido 90 candidaturas que competirán por el máximo galardón en las cuatro categorías del certamen. Tras el estudio de cada una de las propuestas, el comité de selección compuesto por expertos del sector artesano y representantes de las comunidades autónomas y del propio ministerio ha seleccionado a los 16 proyectos que pasan a ser finalistas del certamen. Las iniciativas presentadas abarcan diversos sectores, con especial representación de cerámica, piel y cuero, madera y joyería y bisutería.

Galicia cuenta con cuatro representantes que compiten en cuatro categorías de estos galardones: Elena Ferro, que opta al Premio Nacional de Artesanía; Paula Ojea Fernández, que aspira al Premio Producto; Cristina Velasco, que podría recibir el Premio Emprendimiento, y la Fundación Pública Artesanía de Galicia, que opta al Premio Promociona para Entidades Públicas. Este año, la ceremonia de entrega de los Premios se celebrará el 4 de diciembre y estará presidida por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Los Premios Nacionales de Artesanía tienen como objetivo contribuir al desarrollo y la competitividad de las pymes del sector artesano, así como incentivar en ellas la innovación, el diseño y su capacidad de adaptación al mercado. Los premios constan de cuatro categorías.

Los cuatro finalistas gallegos

Paula Ojea, de Vigo opta al Premio Producto por su colección Cut&Fold. Esta serie se caracteriza por sus formas geométricas imposibles, que según el punto de vista desde el que se observen se inclinan hacia lados diferentes, pareciendo inestables. Son piezas que exploran los contrastes: entre la precisión del diseño y la irregularidad del proceso artesanal. Han sido diseñadas con mentalidad y manera de trabajar propias de la ingeniería, y realizadas de forma artesanal.


Elena Ferro, de Vila de Cruces, opta al Premio Nacional de Artesanía. Destaca por su trabajo con un producto característico de la tradición rural: los zuecos de madera. Eferro, la empresa que representa Elena lleva en funcionamiento desde el año 1915 y ha materializado la historia artesana de tres generaciones de la familia Ferro. A través de su trabajo, la artesana ha dotado a este producto tradicional de un grado de innovación para adaptarse a las necesidades del mercado, nuevos usos y públicos.

La ourensana Cristina Velasco aspira a recibir el Premio Emprendimiento por el estudio de diseño y creatividad del que es responsable desde su creación en 2014: Anaquiños de papel. Su materia prima de trabajo es el papel, lo que contribuye a mantener el respeto por el medio ambiente. Este proyecto innova en el sector artesano del papel, que no es todavía muy conocido en España, lo que les ha dado la posibilidad de crecer y posicionarse llegando a ser un referente en el sector.

Por último, la Fundación Pública Artesanía de Galicia opta al Premio Promociona para Entidades Públicas por el desarrollo del proyecto "Artesanía no prato". A través de esta iniciativa, la fundación se ha propuesto interrelacionar la artesanía con el diseño y la gastronomía. "Artesanía no prato" da a conocer la artesanía a los chefs más destacados de Galicia con el fin de que se convirtieran en sus abanderados y promotores y aprovechar las sinergias que puedan surgir entre la nueva cocina y los elementos tradicionales de la artesanía gallega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca