El arzobispo filipino Bernardito Auza se incorporará el 1 de diciembre a su cargo como nuevo nuncio apostólico en España y Andorra, una responsabilidad que asume "con entusiasmo". El Papa Francisco nombró ayer a Auza nuevo nuncio apostólico en España, en sustitución de Renzo Fratini, con lo que se confirma el nombre avanzado hace dos semanas por fuentes del Gobierno.

Auza pasará los meses de octubre y noviembre terminando sus deberes en Nueva York antes de llegar a España para comenzar sus nuevas responsabilidades en Madrid el 1 de diciembre.

En sus primeras declaraciones tras conocerse el nombramiento, Auza aseguró que espera "con entusiasmo" trabajar y ejercer sus ministerios sacerdotales y episcopales en España y Andorra. También ha tenido palabras para sus más de siete años de servicio de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, que define como "años intensos de aprendizaje y comprensión más profundas de las grandes cuestiones internacionales de este tiempo".