Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El otoño será más cálido de lo normal

El fin de semana estará marcado por los chubascos y tormentas

El otoño será más cálido de lo normal

El otoño será más cálido de lo normal

El verano se despide el próximo lunes y da paso a un otoño que, en la comunidad gallega, será más cálido de lo habitual. Así lo adelantó ayer en rueda de prensa en A Coruña Rafael Sánchez, meteorólogo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien añadió que durante el periodo estival se produjeron las temperaturas más bajas de los últimos cuatro años. Durante el otoño, además, las precipitaciones seguirán la tendencia habitual, por lo que no habrá un aumento de lluvias.

El balance del verano dejó diferencias entre las comarcas del territorio gallego, ya que en el suroeste hubo más frío, pero se ajustó a los valores normales de esta época del año.

No hubo temperaturas demasiado extremas en Galicia, donde el mercurio no superó ningún día el umbral de los 40º ni se vivieron grandes olas de calor.

Fuertes lluvias, mañana

La despedida del periodo estival no será tranquila. Este fin de semana estará marcado por el paso de vaguadas -zonas de baja presión atmosférica- que provocarán lluvias y tormentas fuertes y persistentes.

A lo largo de la jornada de hoy, Galicia vivirá bajo la inestabilidad atmosférica, con vientos de componente sur que traerán mucha humedad en el litoral.

Por la mañana los cielos estarán parcialmente cubiertos, con más nubes en la franja atlántica. Por la tarde, en el interior de la comunidad (prácticamente todo Lugo, comarca de O Deza y zona norte de la provincia ourensana) aparecerán chubascos.

Los valores mínimos no sufrirán cambios, mientras que los máximos descenderán de forma moderada, según los datos de Meteogalicia.

Así, Vigo y Pontevedra tendrán 20 grados en la temperatura máxima; mientras que Santiago y A Coruña subirán a los 21; Lugo se podría situar en los 27 grados y Ourense llegar a los 31. Se espera que los bancos de niebla prosigan en parte de las Rías Baixas.

Durante la jornada de mañana, sábado, Meteogalicia pronostica que "Galicia se verá afectada por el paso de un frente frío asociado a una borrasca localizada al oeste de Irlanda".

Se espera que las lluvias comiencen por el oeste en las primeras horas para extenderse a todo el territorio a medida que avance la tarde, prosiguiendo por la noche.

Las temperaturas volverán a sufrir un nuevo descenso, que será más acusado en las provincias de A Coruña y Pontevedra, donde se esperan valores más bajos de los normales para estas fechas.

De esta forma, Vigo tendrá como máximo 19 grados, mientras la mínima rondará los 16. En Pontevedra, oscilarán entre 15 y 20 grados; mientras en Ourense, se situará entre los 16º y los 23 grados de máxima.

Domingo con paraguas

Para cerrar el fin de semana, el domingo entrará el aire frío asociado al frente de mañana. La comunidad gallega vivirá una jornada marcada por los chubascos y un nuevo descenso de las temperaturas. En Vigo, el termómetro se encontrará entre los 15 y 19 grados; en A Coruña bajará hasta los 20 grados como valor más alto, pero el más bajo se mantendrá en 15º; Pontevedra se moverá entre los 14 grados y los 18º; Lugo, entre los 11º de mínima y los 19 grados de máxima; y Ourense, entre los 13º y los 20 grados en el termómetro, según las previsiones de MeteoGalicia.

A la espera de que este servicio ofrezca hoy la previsión meteorológica detallada para el lunes, en su web se podía ayer conocer el pronóstico a medio plazo. En el mismo, señala que "la próxima semana Galicia quedará en una zona de transición entre las borrascas situadas al norte y el anticiclón de las Azores".

Como resultado de los vientos predominantes del oeste-suroeste, se espera una alta probabilidad de lluvias en el oeste de la región, la fachada atlántica.

Compartir el artículo

stats