14 de septiembre de 2019
14.09.2019

"El niño no puede estar sentado seis horas en clase"

El movimiento permite "trabajar atención, control de impulsos o memoria", afirma Javier Romero, el musicólogo que explicará el Método Bapne

14.09.2019 | 01:43
pedagogo musical. // FdV

Javier Romero, profesor titular de la Universidad de Alicante, musicólogo y pedagogo musical, ha impartido más de 700 cursos en 20 países. El método que explica a sus alumnos universitarios y a otros docentes a través de charlas-talleres se llama Bapne, basado en la percusión corporal.

"El objetivo principal que tiene la metodología es la posible estimulación de las funciones ejecutivas a través de la neuromotricidad, de la coordinación motora. Podemos articular muchas actividades focalizadas para poder trabajar la atención sostenida, selectiva, control de impulsos, memoria de trabajo... pero, lo más importante, es que siempre sea de una manera lúdica pero con un alto sustrato de contenidos", cuenta Romero como introducción a su taller del viernes día 20, en el III Foro Educativo de FARO DE VIGO, titulado: "Con mi cuerpo aprendo. La importancia del movimiento en el ámbito educativo". "Cada vez que hablamos con el profesorado en activo todos nos dicen que observan dos grandes problemas en el aula. El primero de ellos es la dispersión, la falta de atención dentro de las sesiones. El segundo, es el comportamiento socio emocional entre los alumnos, que repercute mucho a la hora de impartir clase. Por esa razón todas las actividades de la metodología van focalizadas para aportar recursos rápidos y muy eficientes para esta problemática y poder conseguir una mejora de la sesión, crear tribu. Mis clases en la universidad son completamente prácticas y llenas de recursos para el futuro profesor", añade Romero.

En el año 1837, según cuenta este musicólogo, un pedagogo ya hizo alusión a ello: Friedrich Froebel creó recursos y publicó libros con melodías y coordinaciones motoras dado que intuía que el niño no podía estar sentado seis horas seguidas dentro del aula. "Posteriormente las tendencias educativas han ido cambiando y eso refleja que, tristemente, los nuevos alumnos poseen un sistema para crear funcionarios y poder aprobar unas oposiciones, cuando la realidad social es otra muy diferente", afirma.

La conferencia de Romero es teórico-práctica y "está abierta a todo tipo de docentes". "Es muy importante citar que no se necesitan en ningún momento conocimientos musicales para poder aplicar la metodología dentro del aula. Nosotros buscamos poder ofrecer al profesorado recursos didácticos vinculados a las funciones ejecutivas", apunta.

"El método Bapne es un método de estimulación cognitiva, socioemocional, psicomotriz y neurorrehabilitativa basada en la neuromotricidad. Emplea la percusión corporal como recurso didáctico focalizado en la posible estimulación de las funciones cognitivas y funciones ejecutivas", describe Romero, con unas conferencias con mucho movimiento.

¿Qué le gustaría que aprendiesen los asistentes? "Lo más importante es que observen que hay muchas estrategias diversas para poder trabajar en el aula en estos tiempos posmodernos en los que la tecnología y las relaciones sociales han cambiado nuestra forma de relacionarlos", expresa Romero.

En este contexto, el musicólogo cita a Friedrich Nietzsche: "La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño".

Y, más allá de la conferencia: ¿qué pretende que los docentes asistentes pongan en práctica después en sus clases?:

"Es muy importante que después de una sesión de 50 minutos el profesorado pueda mover al alumnado con ejercicios específicos donde se ha demostrado que es bastante positivo para el aprendizaje. Existen pequeñas actividades que son varias de las que realizaré en la conferencia vinculadas a las funciones cognitivas y las funciones ejecutivas que nos ayudarán a ver otro paradigma", concluye Javier Romero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca