La Escuela Naval Militar recibe este curso al mayor número de mujeres aspirantes a oficial de la Armada. Son un total de 11, que es la cifra más alta alcanzada en las matriculaciones del centro castrense de Marín, según indica su portavoz, Víctor Villar. Los 111 alumnos que cursarán este año las diferentes titulaciones de la Escuela Naval fueron recibidos ayer por la alcaldesa de Marín, María Ramallo, quien les dio la bienvenida a la villa.

Entre el alumnado se encontraban nueve de las mujeres que podrán graduarse dentro de cinco años como oficiales de la Armada. Otras dos alumnas no pudieron asistir a este acto por motivos personales.

Incorporación progresiva

El capitán Víctor Villar explica que desde el año 1990, cuando ingresó en la Escuela la primera alumna, las mujeres se fueron incorporando de forma progresiva a esta carrera militar, en una media de tres o cuatro aspirantes cada curso. En los últimos años la matrícula de damas ya alcanzó la decena, pero en este 2019 han sido 11, por lo que el portavoz del centro castrense asegura que es el año en que más mujeres aspiran a capitanear un buque de la Armada. En los 76 años de este centro de formación de oficiales, han pasado por sus aulas unas 130 alumnas, según estima el capitán Villar.

Los aspirantes que ayer acudieron a la Casa Consistorial de Marín para ser recibidos por la alcaldesa, estuvieron acompañados por algunos de sus oficiales instructores, que entregaron a la primera edil una metopa conmemorativa de esta presentación.

Desde su llegada al centro el pasado 20 de agosto, estos primeros días en la Escuela Naval están sirviendo de adaptación del alumnado a las instalaciones, hasta que en la primera semana de septiembre comience el curso 2019-2020.

Los aspirantes que acaban de ingresar pertenecen a las escalas de Oficiales de los cuerpos General, Infantería de Marina, Intendencia, Ingenieros y Militares de Complemento.