| El cielo despejado dejó paso ayer a las neblinas costeras en la franja atlántica, lo que dio un respiro después de una noche de jueves durante la que se registraron mínimas superiores a los 19º en la zona de las Rías Baixas, y de un viernes con máximas que alcanzaron los 38,5º en Leiro (Ourense) y Pantón (Lugo), los niveles más altos registrados ayer en Galicia, los 38º en Ourense capital y los 28,6º en Vigo. Hoy se aguarda que comience el día con nieblas costeras e intervalos de nubes bajas en el litoral que irán desapareciendo a medida que avance el día. Las temperaturas sufrirán un descenso, aunque mañana volverán a superar los 30º en la zona sur de la comunidad.