08 de agosto de 2019
08.08.2019

José María Guzman: "Hacer un disco ahora mismo es un gasto de energía, de dinero..."

Cánovas, Adolfo y Guzmán reviven hoy y mañana temas clásicos de la historia del pop español en el Casco Vello de Vigo

08.08.2019 | 01:07
De izquierda a derecha, Guzmán, Adolfo y Cánovas. // Ticketea

La coctelería Sinatra, situada en el Casco Vello de Vigo, acoge esta noche y también mañana a Cánovas, Adolfo y Guzmán, tres de los cuatro integrantes del famoso cuarteto de pop español CRAG, formado en la época de los 70. Alrededor de las 21.00 horas revivirán grandes temas que forman parte de la cultura del género a nivel nacional, junto a la viguesa Patricia Moon y su violín, que acompañará algunos temas como el conocido 'Sólo pienso en ti'.

José María Guzmán, uno de los fundadores de la banda, que perteneció a grupos como Solera o Cadillac, mantiene una actitud enérgica y alegre, mostrándose agradecido por tocar en una tierra que para el es "como mi segunda casa".

-¿En algún momento pensasteis que a día de hoy, más de 40 años después de vuestro primer elepé, seguiríais tocando esas primeras canciones?

-A día de hoy estamos tocando incluso canciones de Solera, un grupo anterior, del año 73. Imaginamos que tocaríamos esas mismas canciones y haríamos otras, porque nosotros ante todo somos compositores. Tocamos en directo y rememoramos las canciones de toda nuestra vida, con algunos detalles de grupos como Los Íberos, donde estaba Adolfo, y algún otro grupo mío como Cadillac.

-Es interesante que os sigáis reuniendo y la química se mantenga entre vosotros. ¿Grabaríais algo juntos de nuevo?

-Somos, sobre todo, amigos, desde incluso antes del 73. Ha pasado mucho tiempo, la verdad, pero hemos hecho discos juntos y surge el tener que vernos muchas veces, actuando de nuevo. No creo que se vaya a dar la ocasión de grabar juntos. Hacer un disco ahora mismo es un gasto de energía, de dinero... no se venden como antes, ha perdido la fuerza. Esa es otra historia de la que podríamos hablar. Los artistas hacen canciones casi como por necesidad biológica, pero no reciben lo suficiente. Hablo de este país y en general. Aquí no se le da mucha fuerza a la cultura.

-¿Os consideráis afortunados por este éxito maduro, quizá menos presente al inicio de vuestra carrera pero con el que os habéis consolidado como un referente?

-Es algo muy importante que hemos hecho en la historia de nuestras vidas. Rodrigo y yo empezamos con muchas ganas de hacer un grupo, ganas en general que todavía no hemos perdido. Nos conocimos en el estudio de grabación Hispavox, con grandes artistas del momento como Raphael, Miguel Ríos o Los Módulos. Ahí decidimos que necesitábamos un batería y un guitarrista que cantasen y también compusiesen. Entonces tuvimos el momento de poder crear este grupo, con este nombre tan imposible.

-Es otra de las preguntas obligadas. ¿Qué os hizo escoger ese nombre?

-No fue emulando a la banda Crosby, Still, Nash and Young, como muchos creen. Si registrábamos la marca con nuestros cuatro nombres, no tendríamos problemas a la hora de marcharnos. Fue como cortar al "niño" en cuatro partes, aunque el resultado es algo incómodo.

-Siempre os quedan las siglas.

-Sí, las siglas ahí están... y somos unos "crags".

-Respecto a vuestro tema 'Señora azul', considerado uno de los mejores de la historia del pop español, confirmasteis que la intención era "atacar" a los críticos. ¿Seguís viendo esa crítica necesaria?

-En esa época había críticos que, igual que ahora mismo, tiran todo por tierra con tal de subir. En los 70 había muchas críticas desautorizadas hechas desde el poder, sin necesidad de asistir siquiera a los conciertos. La canción surgió por esta gente que habla sin saber. En este caso es 'Señora azul' porque la crítica es femenina, pero no había ninguna mujer que nos pusiera a caldo, eran todo hombres precisamente. Y lo de azul no tiene nada que ver con partidos políticos. Lo que sí podemos decir es que la censura nos quitó algunos temas por nuestras letras. Un ejemplo es 'Jovencita', que habla de la chica que se deja querer y luego va al infierno... el tema del pecado estaba muy presente. Pero la censura era tan torpe que nos dejaban pasar canciones como 'María y Amaranta', que habla del amor entre dos mujeres.

- ¿Cómo es vuestra relación con Galicia?

-Galicia es un punto importante porque para mí es mi segunda casa. Siempre que puedo intento que hagamos algo por esta zona. Intentaremos venir todos los años, hasta que no podamos más. Galicia es especial, el olor de la humedad y del sol cuando sale. Le he dedicado varias canciones, porque es el sitio de vida absoluta. La sequedad te deja inerte, y esta frondosidad no la hay en ningún sitio. Para mí, es el último reducto del norte que no se seca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook