Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vacaciones de hotel en medio de la vegetación

El monte Aloia acoge un conjunto de seis cabañas de diseño destinadas al turismo activo

Apecto de las cabañas iluminadas en la noche. // FdV

Apecto de las cabañas iluminadas en la noche. // FdV

Entre robles y castaños, en la sierra del Galiñeiro, se despliega un complejo de seis cabañas de madera destinado a amantes de la naturaleza. Estas viviendas fueron ideadas por Nicolás Lorenzo (Tui,1975), licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Vigo. El proyecto pretende ser un centro de descanso para los aficionados del turismo activo, ofreciéndoles las comodidades de un hotel sin por ello renunciar a los encantos que ofrece un parque natural.

Aloia Nature fue el resultado de varios meses de reflexión, pero sobre todo de gestión. Hicieron falta autorizaciones y permisos, así como la colaboración por parte de todas las administraciones implicadas en el parque natural y en el Concello de Tui.

Nicolás Lorenzo, que es un enamorado de la naturaleza, era un usuario habitual del parque cuando un día le rondó por la cabeza hacer un proyecto empresarial en la zona. Muchos años atrás, con un grupo de amigos, Nicolás Lorenzo había diseñado un proyecto similar como trabajo final del máster: "Así que cuando surgió la oportunidad, traté de llevarlo a cabo", afirma.

El cliente de Aloia Nature suele ser un amante de la naturaleza que busca tranquilidad. "También suele ser un aficionado a las caminatas y a la bicicleta", añade Lorenzo.

La demanda está siendo más alta de lo que esperaban. Ponen a disposición del cliente una serie de rutas con las que disfrutar del entorno del parque a través de la web y de la aplicación móvil. "Son sencillas y parten del mismo alojamiento", informan desde el complejo hostelero.

Trabajan con empresas del entorno de Tui dedicadas al turismo activo. Ellos asesoran a los clientes y si necesitan compañía los acompañan. Durante el otoño y el invierno los clientes solían alojarse atraídos por el senderismo y las rutas en bicicleta. Ahora que llega el calor las actividades de río están en auge.

Tienen dos tipos de cliente. Predomina la pareja sin hijos que ronda los 20 y 30 años, y la pareja familiar que ronda los 40 y 50 años. Así se encuentran cabañas de estudio destinadas a grupos y familias; y cabañas elevadas, más enfocadas a parejas. Todas las cabañas están equipadas con wifi, televisión, aire acondicionado, calefacción, chimenea, baño y cocina. El precio medio es de cien euros la noche, que varía según la temporada y las ofertas.

Los beneficios de este proyecto los experimenta también el entorno. El cliente suele ir a comer a restaurantes de los alrededores incrementando los ingresos de los hosteleros que trabajan alrededor del parque. Además, Aloia Nature promociona a través de sus redes sociales los encantos de la ciudad y del parque atrayendo el turismo. "Tratamos de sumar para que Tui sea destino de referencia. El camino de Santiago, el patrimonio cultural y su proximidad con Portugal son elementos muy atractivos", sostiene Nicolás Lorenzo.

La recepción ha sido muy positiva. "Estamos muy contentos con la acogida tanto por las puntaciones en la red como por los comentarios. Cuando tienes un cliente que valora lo que haces, todo te resulta más fácil", y asegura: "Nadie nace aprendido".

Compartir el artículo

stats