Entre cientos de horas de metraje original, el director neozelandés Peter Jackson hizo una exhaustiva selección para mostrar en poco más de hora y media una visión diferente de la Primera Guerra Mundial, a color y con efectos de sonido para un documental que estrena hoy el canal Historia. "Ellos no envejecerán" es el título del trabajo de Jackson, que buceó en los archivos de la BBC y del Museo Imperial de la Guerra, con sede en Londres, y que aplicó tecnologías de restauración, colorimetría y tecnología 3D a las imágenes centenarias del conflicto. Además realizó una recreación sonora para la que contó con la colaboración de expertos forenses en lectura de labios para descifrar las conversaciones de los veteranos del conflicto. Porque la única narración proviene de los veteranos, tanto en entrevistas como en los comentarios que se han podido sacar de sus conversaciones, y que dan como resultado una "experiencia cinematográfica e inmersiva".