14 de julio de 2019
14.07.2019

Vetusta Morla reivindica la música española en el Mad Cool

Reclamó el viernes la presencia de más bandas del país -The Cure puso anoche el broche al festival

14.07.2019 | 03:23
Vetusta Morla, en su actuación de este viernes en Madrid. // R. Rubio

Como es habitual en todos los festivales, traslado veloz para el siguiente grupo: Vetusta Morla pasada la 1 de la madrugada (del viernes). Una hora buena en el escenario principal, aunque muy pronto queda claro que la banda madrileña tendría que tocar en hora punta -es decir, antes-, pues recordemos que ella sola congregó a 38.000 personas en La Caja Mágica de Madrid hace ahora un año. Son héroes locales y por eso habría que ponerles ahí bien arriba. Más arriba.

Pero claro, Vetusta Morla están este verano en un montón de festivales y Mad Cool cuenta con bandas que nadie más tiene en nuestro país. Por eso hay que hacerles hueco, está claro, por la novedad y la diferencia. Sea como fuere, el grupo sale con la sexta marcha metida y con las revoluciones en rojo, con un Pucho especialmente bailón y saltarín al tiempo que matemáticamente preciso en sus tareas vocales.

Suenan como un tiro con 'Palmeras en La Mancha' y sobre todo 'Golpe maestro'. Clavan 'Maldita dulzura' y ponen a todos a cantar en 'Copenhague'. Clásicos contemporáneos de la música española de nuestro tiempo, aprovechan su tiempo para dejar claro quien manda aquí y reivindican a la música española. Literalmente, pues Pucho reclama, sin cargar contra nadie, más bandas españolas en Mad Cool -no en vano, Vetusta Morla son los únicos patrios en los principales escenarios de este año y en los otros apenas hay... de nuevo la exclusividad-.

'Mapas', 'Sálvese quien pueda', 'Valiente', 'Te lo digo a ti' apuntalan la reputación del grupo más grande de la música independiente española, que no falla nunca en directo. Para terminar, toda la grandilocuencia de 'Los días raros' retumba en una eclosión definitiva que reconfirma lo que ya se sabe de sobra: que Vetusta Morla está a la altura de cualquiera y que siempre salen a ganar.

Y para un cierre redondo del macrofestival madrileño, la mítica banda The Cure tenía previsto anoche poner el broche dorado (en este caso oscuro y gótico) a un fin de semana intenso, de música desenfrenada y para todos los gustos y edades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook