12 de julio de 2019
12.07.2019
EL TIEMPO

Galicia se sofoca a casi 40 grados como preludio de fuertes tormentas

El sur de la comunidad atraviesa el día más caluroso del verano, aunque por la noche volverán las lluvias

12.07.2019 | 14:23
Un grupo de niños se refresca en el campamento de verano de Marín. // S. Álvarez

Galicia atraviesa el viernes más tórrido de lo que va de verano, pero durará poco. El fuerte calor será visto y no visto debido a la entrada de una masa de aire frío desde el sur que alcanzará la geografía gallega a última hora del día. Pero antes de que las temperaturas desciendan, la comunidad experimentará una jornada muy calurosa, especialmente en su mitad sur.

A las 16:00h los termómetros ya habían superado los 38 grados en varios puntos de la comunidad. Concretamente en Vilamartín de Valdeorras se registraba una de las máxima de la comunidad , con 38,3 grados. Pero la temperatura más elevada de la jornada llegaba a las 17:50h y rozaba los 40 grados en Arnoia (Ourense).

La cuenca del Miño, en la provincia de Pontevedrada también sufrián el sofoco con  36 grados en Tui, y los termómetros todavía podrían alcanzar los 36º según las previsiones de Meteogalicia. También ha apretado el calor en Salceda de Caselas, localidad en el que el mercurio ha subido hasta los 34,4º. Por otro lado, Lobios ha sido hasta el mediodía el punto más caliente de la provincia de Ourense amén de los 34,3º catalogados en su estación meteorológica.



Las grandes ciudades gallegas también disfrutan de altas temperaturas y cielos despejados. Los vigueses abren el fin de semana con un día de sol y playa a más de 32º en el centro de la urbe y con unas temperaturas un poco más suaves cerca del litoral, en torno a los 27º. La estación de Campolongo, en Pontevedra, ha registrado 33,1º esta mañana; mientras que en Ourense el calor ha calentado la ciudad de las Burgas a 33,8º. La Agencia Española de Meteorología, por su parte, alerta ante el riesgo de incendios forestales y también de radiación UV, por lo que habrá que protegerse del sol.

Sin embargo, conforme avancen las horas las temperaturas irán en descenso. Explica Meteogalicia que la influencia anticiclónica se verá interrumpida por la noche por una masa de aire frío que puede venir acompañada de lluvias e incluso tormentas. El sábado por la tarde también podrán producirse chubascos tormentosos, especialmente en el interior de la comunidad.



A partir del domingo Galicia recuperará el anticiclón, con nubes bajas al principio de la mañana pero con cielos despejados durante el resto del día. En las Rías Baixas los termómetros podrían escalar hasta los 25º, mientras que en Ourense rozarían los 35º.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca