Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muertes inadvertidas

Podría llevar quince días fallecido un pontevedrés de 78 años al ser hallado por los bomberos el pasado 19 de marzo, después de que los vecinos que no lo veían desde hacía tiempo, diesen la voz de alarma. Por partida doble ocurrían hechos similares en el mes de abril en Vigo: el día 14, dos vecinos de 80 y 50 años aparecían muertos, por causas naturales, en sus respectivos domicilios en Bouzas y Sampaio, en Vigo, tras ser alertados por otros vecinos. Pero la muerte en soledad en el domicilio es un drama social que no solo afecta a las personas mayores. El cadáver de una mujer de 45 años fue hallado en un piso de la calle Lugo de Vigo, donde llevaba muerta entre tres y cuatro meses sin que nadie preguntara por ella. Fue el 2 de mayo.

Compartir el artículo

stats