Ocho universidades españolas han firmado su adhesión a la Plataforma Cultural "One of Us", que agrupa a pensadores de distintos países europeos en defensa de la vida y la familia. Se trata de la Universidad CEU San Pablo y la Universidad Francisco de Vitoria, ambas de Madrid; la Universidad Internacional de La Rioja; la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir; la Universidad Católica de Ávila; la Universidad CEU Abad Oliva, de Barcelona; la Universidad Católica de Murcia; y la Universidad CEU Cardenal Herrera, de Valencia.

En su escrito de adhesión a la plataforma, las ocho universidades españolas precisan que suscriben los principios de "One of Us" desde "el pleno convencimiento de la importancia de una presencia activa del mundo académico en el profundo debate cultural que en estos momentos vive Europa". Además, estas instituciones académicas se comprometen a participar activamente en la plataforma cultural "aportando lo que es propio de la Universidad: generación y transferencia de conocimiento, debate, razones y argumentos en defensa de la verdad de la vida y de la dignidad humana".

La Plataforma Cultural "One of Us" está presidida por el exministro español Jaime Mayor Oreja y su origen se relaciona con la Iniciativa Ciudadana Europea, impulsada en 2012 para proteger la vida humana en las fases más vulnerables de desarrollo. En 2014, esta iniciativa cristalizó en la Federación Europea "One of Us", después de que casi dos millones de personas firmasen contra la destrucción de embriones humanos en todo el continente.

La Federación evolucionó hasta convertirse en la Plataforma Cultural "One of Us", que agrupa a pensadores de distintos países europeos y está integrada por organizaciones nacionales que defienden la vida y la familia. La plataforma se presentó el pasado 23 de febrero, en el senado de París, y contó con la participación de los intelectuales Rémi Brague, Pierre Manent y Olivier Rey, pensadores de referencia en este proyecto. Brague, cuyos escritos marcan la brújula moral de la plataforma, explica en el documento "Por una Europa fiel a la dignidad humana", que recoge los objetivos de la iniciativa, que el continente experimenta una crisis de valores derivada del deterioro de cinco elementos constitutivos de la identidad europea: la filosofía, el espíritu del derecho romano, la negación de la fe cristiana y de la contribución del cristianismo a la cultura europea, la ciencia y el estado de derecho. Brague considera que esta crisis de valores y el deterioro de estos cinco elementos están conectados con "la expansión del ateísmo", que a su vez provoca "la negación de la condición humana en su aspecto más sagrado".

Para hacer frente a esta crisis de valores, "One of Us" se marca una serie de objetivos, también explicitados por Brague en su escrito: la defensa y promoción de la natalidad y la reproducción natural (lo que implica un rechazo expreso a las técnicas de fecundación in vitro y gestación subrogada, además de la defensa de la vida del no nacido); la protección de la familia basada en el matrimonio de hombre y mujer; la afirmación de la libertad de pensamiento, expresión y educación; la afirmación de la binariedad sexual y el rechazo de la ideología de género; y el desarrollo del potencial de la naturaleza humana, en abierta oposición a la edición genética y los proyectos "transhumanistas". El equipo humano que conforma la plataforma en los países de la Unión Europea se reunirá el 18 de octubre en Santiago de Compostela.