14 de junio de 2019
14.06.2019

Baja el uso del condón y las infecciones de transmisión sexual crecen un 26% al año

-La gonorrea alcanza la tasa más elevada: 78 casos por 100.000 habitantes -Sanidad advierte a los jóvenes de que tienen que usar siempre el preservativo

14.06.2019 | 02:07

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, alertó ayer del aumento "muy preocupante" del número de infecciones de transmisión sexual, con un incremento medio anual del 26,3% entre 2013 y 2017, mientras que el uso del preservativo entre los jóvenes ha descendido del 84 al 75% entre 2002 y 2018.

Este descenso en el uso del condón es una de las causas del "importante incremento" de enfermedades de transmisión sexual que se creían prácticamente desaparecidas, como la gonorrea, la sífilis o la clamidia que, en términos generales, han experimentado un incremento medio anual del 26,3 % entre 2013 y 2017.

En concreto, la gonorrea -de la que se han registrado en España algunos casos de cepas resistentes a los tratamientos- es la que alcanza la tasa más elevada, con 78,1 casos por 100.000 habitantes, en población de entre 20 y 24 años.

En 2017 se registraron en España un total de 23.942 infecciones de transmisión sexual, según los datos de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, que reflejan que ese mismo año se detectaron 8.722 casos de gonorrea, frente a los 5.500 de 2015.

Por esta razón, Sanidad ha puesto en marcha la campaña #SiemprePreservativo enfocada a los jóvenes, para advertirles de que tienen que usar siempre el condón, ya que es el único mecanismo barrera que evita la transmisión de enfermedades de transmisión sexual.

"El uso del preservativo es un asunto fundamental de salud pública, una medida que tenenos que recomendar vivamente entre los jóvenes" y especialmente ahora que se está observando "un repunte muy preocupante" de las infecciones de transmisión sexual (ITS) debido al relajo en el uso de este método barrera. La ministra de Sanidad se refirió, así, a los casos de enfermedades "que suenan anacrónicas" como la gonorrea, sífilis y clamidia y que están afectando especialmente a la población de entre 20 y 34 años.

Se trata, no obstante, de una "epidemia global", según explicó la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, que se refirió a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que hablan de que en 2016 se produjeron 366 millones de nuevas ITS en el mundo.

Esta campaña, que se enmarca en la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, quiere actuar sobre ciertas creencias que afectan a los jóvenes y adolescentes que presentan una baja percepción del riesgo, "ideales románticos" y roles de género que -según Aparicio- contribuyen al bajo uso del preservativo. "Esto les hace ser un grupo especialmente vulnerable a la infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook