30 de mayo de 2019
30.05.2019

El sociólogo de las migraciones Alejandro Portes, premio Princesa de Ciencias Sociales

De origen cubano, sus investigaciones abordan los procesos de adaptación de los emigrantes

30.05.2019 | 01:36

Los estudios elaborados por el sociólogo y demógrafo estadounidense de origen cubano Alejandro Portes sobre los procesos de adaptación de los emigrantes en sus países de destino le han hecho merecedor del Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2019.

El investigador, que se impuso a las otras 24 candidaturas que optaban al galardón, ha sido reconocido por su contribución al análisis de los procesos migratorios internacionales, "uno de los grandes desafíos de las sociedades modernas", según el jurado.

Sus más de 30 libros y 250 publicaciones defienden que las transformaciones que han experimentado en las últimas décadas poblaciones, como la española, con la llegada de millones de personas procedentes de otros países pueden resultar beneficiosas tanto para los inmigrantes como para los territorios de acogida.

Al conocer que ha sido distinguido con el premio, que recogerá en Oviedo el próximo mes de octubre de manos del rey Felipe VI, este cubano, considerado el sociólogo de referencia más importante de habla hispana, dijo sentirse "grandemente honrado" y "profundamente agradecido".

Tras ello, ha afirmado que el Princesa de Ciencias Sociales le supone "un doble honor" al llegar "de un país donde los inmigrantes y sus hijos han podido en general integrarse y progresar". A juicio de este experto, nacido en La Habana en 1944, las políticas de España en este asunto "podrían servir de ejemplo" a otros países receptores de migrantes.

Después de cuatro décadas de investigación, en las que ha logrado introducir nuevos conceptos como los de enclave étnico e integración segmentada, Alejandro Portes ha ayudado a entender la adaptación de los inmigrantes en sus países de destino.

Durante su etapa como profesor en la Universidad de Texas, entrevistó a más de 1.500 cubanos emigrados a Miami, y concluyó que este colectivo había creado una comunidad integrada exclusivamente por inmigrantes altamente emprendedores que, a medida que crecía con más compatriotas, se hacía más independiente del resto de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca