Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Félix Fernández: "En la Premier son menos esclavos de los resultados"

El preparador físico ourensano forma parte del cuerpo técnico liderado por Pellegrini en el West Ham United de Londres

El preparador físico ourensano Félix Fernández, segundo por la derecha, con el cuerpo técnico del West Ham.

En solo cuatro años ha dado el salto desde la Tercera División gallega a la Premier League previo paso por el fútbol asiático. "El sacrificio y el riesgo que supuso marcharme a China valió la pena. Fue una apuesta que me abrió las puertas a esta experiencia fantástica", destaca Félix Fernández (Ourense, 1983) sobre su primera temporada en el West Ham United de Manuel Pellegrini, con el que coincidió en el Hebei Fortune. "Cuando me propuso incorporarme a su grupo de trabajo en Londres estaba de vacaciones en casa y le dije que me iba peregrinando si hacía falta", bromea.

Su trayectoria es bien conocida en el fútbol gallego. Era preparador físico del Ribadumia cuando sustituyó al entrenador a pocos partidos de acabar la temporada y, tras los buenos resultados, le ofrecieron continuar. Fue entonces cuando su mentor Luis Casais le propuso sustituirle en el Wuhan Zall, de la segunda división china. Aceptó el reto y al año siguiente ascendió al Hebei, equipo de la Superliga que estaba al mando de Pellegrini. Quedaron a un punto de la Champions asiática y el chileno eligió al ourensano y a Enzo Maresca para incorporarse al cuerpo técnico del West Ham en su segunda incursión en la Premier.

"En este mundillo tienes que trabajar mucho y demostrar que vales, pero también cuenta el factor suerte, estar en el momento oportuno. Ha sido un salto cualitativo en todos los aspectos. China ha hecho una inversión muy fuerte, pero el fútbol profesional apenas lleva una década allí. Mientras que la Premier es la mejor o una de las mejores ligas del mundo. A nivel organizativo, sin duda, es la primera", compara.

El West Ham finalizó esta temporada en el décimo lugar y a dos puntos de la Europa League: "Estamos satisfechos porque el cambio fue muy grande y en muy poco tiempo. La llegada de Pellegrini supuso un estilo de dirección y juego totalmente nuevo, y además se hicieron 12 fichajes. Para la próxima temporada el reto es competir con los equipos entre el 6º y el 12º lugar de la tabla. Y el club también quiere crecer en su estructura".

Félix describe a Pellegrini como "una persona fantástica y muy educada". "Tiene la experiencia de una carrera dilatada en Europa e integra muy bien a la gente nueva con el equipo que lo acompaña desde hace años. Da voz y voto a todos y coordina muy bien la parte técnico-táctica con la preparación física", destaca.

Además de "encajar con el carácter" del chileno, el perfil profesional del ourensano combina varias perspectivas. Jugador de las categorías inferiores del Ourense durante 12 años se trasladó a Pontevedra para estudiar la diplomatura y la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, cuenta con sendos másteres en Prevención y Recuperación de Lesiones de la Real Federación Española de Fútbol y en Investigación, Salud y Deporte por la Universidad de Vigo. Y además completó el curso de entrenador para "entender" mejor sus necesidades:

Félix forma parte de una generación de talentos gallegos hoy repartidos por todo el mundo que se formaron en el grupo Hi20 de la UVigo con Luis Casais, Eduardo Domínguez y Carlos Lago: "Ellos nos metieron el gusanillo por el alto rendimiento durante la carrera".

Su primera incursión en el fútbol profesional fue en el Pontevedra durante la temporada 2009-10, después coordinó la clínica de rehabilitación del hospital Domínguez y también fue técnico de las categorías inferiores del Celta, además de preparador físico y entrenador del Ribadumia.

En el West Ham trabaja con una plantilla que incluye a estrellas como Chicharrito o Arnautovic: "Lo más importante es ser profesional y que ellos entiendan tu rol. Todos tenemos el mismo objetivo. Si ellos confían en nosotros, su trabajo será mejor y también el del equipo".

Pellegrini llegó a Londres con un proyecto para tres años, pero el fútbol es una profesión "voluble e inestable", admite Félix. "Muchas veces somos esclavos de los resultados porque al final hay una industria detrás y hay que tomar decisiones. En la Premier tienen un poco más de paciencia y confianza, pero en España es más complejo. Solo hay que ver lo del Celta esta temporada con tres entrenadores. Ha sido una experiencia para que reflexionen y no pasen tantos apuros en la próxima", comenta.

La capacidad de soportar la presión va "íntrínseca en la personalidad y el trabajo". Y también el hacer las maletas. "A veces no sé dónde tengo la casa", reconoce Félix, que viajará en pretemporada a Suiza, China y Austria. "El fútbol es toda una incógnita. Trato de vivir el momento, disfrutar de esta aventura y trabajar para que la gente siga confiando en mí. Jamás imaginé estar en la Premier e intentaré mantener esta oportunidad todo lo que pueda".

Compartir el artículo

stats