15 de mayo de 2019
15.05.2019

La serpiente que quiso nadar... en Samil

El ejemplar que alertó a los bañistas es identificado como una 'culebra bastarda', que mide hasta dos metros - "No es peligrosa para el hombre, pero sí agresiva", indican biólogos

15.05.2019 | 00:56

El curioso caso de una serpiente nadando en Samil viene a sumarse a las más insólitas anécdotas protagonizadas en los últimos años por ofidios que aparecen, como en un 'thriller', en variopintos rincones de casas rurales... y hasta en el váter de un pub vigués de la calle Lepanto, donde se halló una pitón de 1,35 metros en 2008. Eso sí, la preferencia bañista de este ejemplar es poco común. Probablemente esta culebra de la playa llegase de una duna y optase por huir al mar al ser hostigada, sospechan.

Érase una vez una joven serpiente, de más de un metro de longitud; no acuática, pero quizás intrépida, avistada en la playa de Samil por decenas de bañistas como pez en el agua. A no ser porque llevaba la cabeza erguida durante su peculiar 'chapuzón' este lunes, nadie diría que el agua salada es ajena a su hábitat. Sin cuento alguno, un buen susto fue lo que provocó esta anécdota, "curiosa, pero no extraña", según analizan los biólogos, que hizo sonar de forma incesante el teléfono de la Policía Local de Vigo en la tarde del lunes.

Una avalancha de llamadas describían una culebra a la fuga cuando el mercurio subía a casi 29º en el arenal vigués abarrotado. Aunque según los agentes del cuerpo local de Vigo, el ofidio fue finalmente capturado y "devuelto a su hábitat" a media tarde, algunos bañistas como la viguesa Carmen Maya, que incluso se atrevió a fotografiarla, no olvidarán fácilmente cómo una larga culebra zigzagueaba por la orilla del mar.

Pues bien, la serpiente hallada por los bañistas en Samil es una 'culebra bastarda' ( Malpolon monspessulanus). Así lo indican biólogos sin ningún tipo de duda tras observar la foto. Esta especie, una de las de más grandes de la península y que puede llegar a medir dos metros de longitud en buenas condiciones de alimentación, no es peligrosa para el hombre. Eso sí, los ejemplares adultos son agresivos, por lo que no conviene incomodarla.

"Puede llegar a morder para defenderse". Así lo confirma el experto en ofidios Luis Saavedra del Río (Madrid, 1957), biólogo, zoólogo y miembro del Colegio Oficial de Biólogos de Galicia, que apunta a un ejemplar joven de una culebra bastarda, posiblemente macho por la coloración de la piel. Aunque tienen veneno para inmovilizar a sus presas, esas glándulas se sitúan en la parte posterior de la boca, por lo que no entrañan peligro para el hombre. También es característico un silbido que emiten en caso de alerta.

La pregunta es ¿qué hacía entonces un una serpiente no acuática, nadando en el agua de Samil? "Probablemente estuviese en las dunas o marismas cercanas, y haya sido hostigada por las personas que la encontraron o que paseaban por allí, así que ha buscado refugio en el mar", indica Saavedra.

Otras fuentes confirman que no es habitual que una 'culebra bastarda' se meta en el mar; solo en arroyos o en dunas por comida. Luis Saavedra hace hincapié en que la dieta de esta especie se compone de roedores, anfibios, insectos... o incluso otras culebras, por lo que no es infrecuente encontrarla en la costa. El experto recuerda que matarlas está penado por la ley y que el tamaño de los adultos "puede abarcar una pista de montaña de lado a lado". Esta serpiente, adscrita al sur de toda la Península, vive en Galicia en las provincias de Pontevedra y Ourense. Su hábitat es prácticamente cualquier terreno rocoso y con arbustos, pero también marismas soleadas. Es decir, un hecho improbable se convirtió en posible, pero ¿irrepetible?

Los expertos insisten en que no hay que temer a las serpientes en el mar. De hecho, la especie sí venenosa que causa más molestias en el playa es el T rachinus draco; es decir, la faneca brava.


Haz click para ampliar el gráfico


Luis Saavedra - Biólogo, experto en ofidios

"Un ejemplar adulto puede morder para defenderse"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook