Un vigués que carece de antecedentes y está acusado de abusos sexuales a la hija adolescente de unos amigos se enfrenta a 10 años de prisión. La Fiscalía solicita, además, la prohibición de que el procesado pueda aproximarse a la menor y a sus hermanas en un radio de 300 metros durante un periodo de 15 años.

El Ministerio Público reclama también que se le condene a otros cinco años de libertad vigilada para que el acusado sea sometido a programas de educación sexual y fija la indemnización para la joven en 3.000 euros.

El juicio oral contra el vigués A. A A. acusado de un delito de abusos sexuales a una adolescente, menor de 16 años, a la que llevó a un hotel de la ciudad, se celebrará en la Sección Quinta de la Audiencia con sede en Vigo el próximo 28 de mayo a las 10 de la mañana.

La Fiscalía sostiene en su escrito de acusación que a lo largo de los años 2015 y 2016 el acusado se esforzó en aproximarse a la menor debido a la amistad que tenía con su familia. Mantuvo conversaciones continuadas con ella por WhatsApp y la invitó en 2015 junto a dos de sus hermanas, una mayor de edad, a su domicilio y creó así un clima de confianza y seducción "propicio para sus fines de satisfacción de sus deseos sexuales, como anteriormente ya lo había hecho con su hermana mayor".

El 2 de agosto de 2016, según el relato de del fiscal, el acusado entró con la menor sobre las dos de la tarde en un hotel de Vigo, donde había reservado una habitación, y "actuando con ánimo libidinoso, prevaliéndose de su diferencia de edad, realizó actos de naturaleza sexual" con la adolescente.

Los hechos, según el Ministerio Público, constituyen un delito de abuso sexual cometido en menor de 16 años del artículo 183.1 y 3 y 4 del Código Penal, por lo que procede imponerle la pena de 10 años de prisión e inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo y cualquier actividad de representación, entrenamiento o de otra naturaleza con menores de edad. También se propone que, en caso de ser condenado, se inscriba la sentencia en el registro de penados por delito sexual.