23 de abril de 2019
23.04.2019

Sassen critica en la Semana de Filosofía la "brutal" política migratoria de Trump

La Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2013 califica de "monstruosidad" la separación de los niños de sus padres - "Esto nunca lo hemos visto en EE UU", afirma

23.04.2019 | 01:05
Saskia Sassen, que abrió la Semana Galega de Filosofía. // G. Santos

La Semana Galega de Filosofía (SGF) 2019 arrancó ayer en Pontevedra con la conferencia de la Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales 2013 Saskia Sassen, la primera de los ponentes invitados a este encuentro que alcanza su 36 edición y reúne a conferenciantes de distintos países para debatir sobre la idea de frontera. "Filosofía e fronteira" es el título de esta edición, en la que tendrán cabida varios de los temas más controvertidos de la actualidad, caso de la inmigración, la extracción de recursos de terceros países, la vecindad, la integración...

"Formaciones depredadoras vestidas con trajes de Wall Street y matemática algorítmica" fue el título elegido por la socióloga y profesora de la Universidad de Columbia para su intervención en la SGF.. En el Teatro Principal de Pontevedra, un año más sede del congreso, abordó el tema de la inmigración. "Especialmente quiero hablar de la inmigración en las ciudades", matizó la que está considerada una de las 100 mujeres más relevantes del mundo científico, "la ciudad es un espacio que supuestamente está preparado para recibir a las diferencias, en vez de un pueblito chiquito que por ahí tiene una cultura solamente. Voy a hablar sobre cómo eso se ha dado en Estados Unidos en las grandes ciudades, no soy experta en vuestro país, así que no me voy a permitir hacer muchas más declaraciones sobre España".

Saskia Sassen no dudó en mostrar su espanto por la dura política migratoria de la administración Trump. "En Estados Unidos se ha vuelto brutal la cuestión, han separado a cientos y cientos de niños de los padres y ya no saben cómo encontrar la conexión entre padres y los niños", criticó.

Acusó a renglón seguido al gobierno de Trump de ejercer "una brutalidad extraordinaria... Cientos de niños separados de sus padres que no pueden reconectarlos porque son demasiados, eso es una monstruosidad, eso es nuevo, tan mal nunca lo hemos visto en Estados Unidos. Creo que en España, en Europa, es un poco más normal la situación, no lo sé y tal vez me equivoco".

Ya en su conferencia, esta autora de origen holandés que figura entre las 100 mujeres más relevantes de la ciencia actual, incidió en que en realidad emigra una parte muy pequeña de los miles de millones de personas que consideramos pobres. "Ser pobre no es suficiente para explicar la emigración, el movimiento hacia otro país", afirmó en este sentido antes de añadir que casi todos los que se dejan su país "tuvieron conexiones con países del Norte, un hecho que supusiese un puente".

Insistió en que ni la pobreza ni el paro "son suficientes para la migración, ya que ésta no comienza en el hogar. De ser así, tendríamos millones de migrantes. Comienza con algún puente que tendemos nosotros mismos y suele estar protagonizado por la clase media".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca