La construcción de la identidad nacional a través de la óptica de dos autores. Esta es la premisa central de 'Neorretranca e posmorriña', nueva producción del Centro Dramático Galego y la primera obra en salir del grupo de trabajo 'DramaturXa', con el objetivo de ofrecer un impulso a autores jóvenes y a las creaciones más contemporáneas del género. La pieza se estrena hoy ante el público en Compostela.

De este grupo de trabajo han salido cuatro textos, dos de los cuales se representarán esta tarde en el Salón Teatro de Santiago. Ambas piezas están unidas bajo esa idea central del concepto de la identidad gallega, aunque parten de puntos de vista diferentes.

'Fantasía nº5 en sol ou non', de Esther F. Carrodeguas, está concebido para obligar al director "a abrirse a la libertad" y situar al cuerpo en la centralidad del espacio escénico. La autora ha destacado que la pieza extrae su forma, en cierto modo, de la música, apropiándose de fórmulas como las repeticiones o ofreciendo libertad de interpretación en algunas secciones.

La segunda parte de la obra se presenta con el título 'Boisaca ou a divina desgraza'. En ella, Roi Vidal, hijo de Roberto Vidal Bolaño, ofrece un texto "muy personal y muy sincero" y a la vez "una desgracia" surrealista, metateatral y autoficcional.