17 de marzo de 2019
17.03.2019

Las fisioterapeutas gallegas entonan el "Me Too" con una campaña contra el acoso sexual

Más del 70% de los profesionales asegura haber sufrido abuso, discriminación o acoso por parte de pacientes

17.03.2019 | 03:51
Una fisioterapeuta atiende a un paciente. // R.G.

Marta, fisioterapeuta de Pontevedra y con 34 años de edad, tenía antaño un paciente asiduo al que rehabilitaba. "Un día, explica la joven, se abalanzó sobre mí y me pidió un beso, me agarró para abrazarme y yo me solté como pude. La verdad, no sabía cómo reaccionar. Me fui de allí y hablé con mi jefe y empezó a tratarlo otro compañero". Este es uno de los múltiples casos de acoso sexual que ha recabado el Colexio Oficial de Fisioterapeutas de Galicia. Por ello, han lanzado la campaña #MetooFisioGalicia -como guiño al movimiento antiacoso arrancado en Hollywood- bajo el título "Neste conto só cabe un final. Respecta o meu traballo".

A lo largo de un mes, el Colexio de Fisioterapeutas realizará diferentes acciones para "educar a los pacientes y a la sociedad" con el fin de "erradicar" situaciones como la anteriormente descrita. "A través de esta campaña, pretendemos eliminar el estigma sexual que rodea erróneamente esta profesión" y "reivindicar el respeto que, como profesionales de la salud, merecen", agrega la entidad en una nota.

Asimismo, el organismo ha decidido facilitar información sobre los canales de denuncia para que los casos no queden impunes. Además, el blog https://nestecontosocabeunfinal.wordpress.com presenta recomendaciones sobre cómo prevenir situaciones de acoso y pautas para denunciarlo.

Desde el Colexio saben que la educación de los pacientes en el respeto por el trabajo de estos profesionales es clave para eliminar situaciones como la que sufrió Alicia, una fisioterapeuta de Ourense: "Un hombre llamó por teléfono y cuando respondí, me preguntó si allí hacíamos 'final feliz'. Colgué sin responder y no volvió a llamar".

En tanga de papel a la sesión

Los casos no se circunscriben únicamente a los recabados por el Colexio Oficial, muchos más se han registrado en los últimos años sin que figuren en el informe de la campaña. Desde una clínica viguesa recuerdan cómo "anteriormente, tuvimos un paciente que tratábamos tanto fisioterapeutas chicos como chicas. Acudía asiduamente para darse masaje de espalda y piernas, pero llegó un momento en el que cogió demasiada confianza y empezó a llegar en tanga de papel a las sesiones y a solicitar cita sólo con las fisioterapeutas chicas. Ellas se comenzaron a quejar de que insinuaba ciertos comentarios de tono elevado, que les incomodaba. Lo hacía de forma despistada, como sin querer, así que decidimos que independientemente de con quien cogiera cita siempre le atendería un chico. Dejó de venir".

Pero el acoso no solo parte de los pacientes masculinos a los femeninos. "A un compañero, mujeres de mediana edad intentaban liarlo con insinuaciones para ver si ligaban con él. En los casos de hombres a mujeres suele ser más soez, pero de mujeres a hombres se realiza más sutil y con otras intenciones", explica un fisioterapeuta.

Pero el acoso sexual no es el único problema al que debe hacer frente este colectivo de sanitarios. Otro dato facilitado por el Colexio Oficial es que más del 70% de los profesionales consultados afirma haber sufrido alguna situación de acoso sexual, abuso o discriminación en el trabajo por parte de los pacientes, como agresiones verbales (27% de los encuestados), amenazas (19,5%), agresiones físicas (2,3%)... Del total, solo el 12% denunció los hechos ante los superiores de sus empresa.

Otra fuente consultada recuerda el día en el que una compañera apareció llorando quejándose de que un cliente la había insultado y que le había dicho que "no se enteraba de nada". "Fuimos junto a él para corroborar si era verdad que le había dicho eso y él dijo que sí, que era una estúpida y que no sabía hacer bien su trabajo. Se le dijo que ese no era un trato correcto, se le invitó a no volver a la clínica y nunca más regresó".

"Incredulidad" en el entorno

Sin embargo, las quejas de los profesionales afectados por abuso no siempre son tenidas en cuenta. Precisamente, otro dato destacado de la encuesta del Colexio Oficial de Fisioterapetuas para esta campaña es la respuesta del entorno a los casos que las colegiadas y colegiados han criticado: casi el 46 por ciento de los fisioterapeutas preguntados aseguraron que sus allegados o amigos reaccionaron con "incredulidad".

Es por ello que, desde el organismo colegiado, desean que esta campaña cale en la sociedad para que se sepa que este tipo de problemas ocurren y que hay diversas actitudes que no se deben aceptar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas