01 de marzo de 2019
01.03.2019

El 'calamar zombie' y otros peces que se comen vivos

Aunque muchos platos japoneses son ya populares, existe una lista de manjares que llaman la atención

01.03.2019 | 11:04

Sushi, ramen, tempura, nigiris€ Estos nombres de típicos platos japoneses se han infiltrado en nuestro vocabulario culinario de forma progresiva. La cocina nipona destaca por su gran variedad y riqueza, pero a ojos de un occidental, también lo hace por su extravagancia.

Aunque muchos comensales se han acostumbrado a ciertos platos, existe una larga lista de manjares desconocidos y exóticos que llaman la atención.

Es el caso del odorigui, que consiste en consumir mariscos vivos mientras aún se están moviendo en el plato. Los animales que se consumen al estilo odorigui son pulpos, calamares, góbidos de huelo y otros 'bichos' similares.

El 'Katsu ika odori-don' o 'bol de calamar danzante' llamó la atención de miles de internautas gracias a un vídeo que se subió en Youtube en 2010 y se hizo viral.

En las imágenes, se ve un calamar sin cabeza encima de un bol lleno de noodles. A continuación se vierte salsa de soja sobre el animal, algo que provoca que sus tentáculos se muevan de forma serpenteante. Por eso no es extraño que el plato se conozca como 'calamar zombie danzante'.

Aunque en este caso el calamar está muerto, el sodio de la salsa de soja estimula las células nerviosas de sus extremidades y provocan la contracción de los músculos, por lo que parece que el cefalópodo tenga aún vida.

Otros peces que se consumen vivos

El estilo odorigui incluye mariscos pequeños o peces diminutos. El pez chanquete o shirasu es el predilecto en Shizuoka. El góbido de hielo o 'shiro-uo', un pequeño pez similar a una anguila, es el plato estrella en la prefectura de Fukuoka.

El origen incierto del odorigui

Las leyendas en torno al odorigui cuentan que, tras una inundación en la zona, el señor de Fukuoka le ordenó a la gente que limpiara la zona a cambio de un barril de sake. Los trabajadores vieron que había unos peces en el agua, los shiro-uo, y decidieron condimentar el sake con ellos, para bebérselo.

De alguna forma, la práctica histórica de comer diminutos peces podría haber llevado a la de engullir cefalópodos más grandes, como en el caso del calamar zombie. Otros orígenes que se le atribuyen al 'katsu ika odori-don' es el plato coreano san-nakji hecho con pulpo vivo o el ikizukuri, la técnica de cocinar alimentos que estén vivos.

Aunque no hay una procedencia clara de este plato, que se volvió viral gracias a un vídeo de Youtube, el calamar zombie danzante llama la atención a miles de usuarios y, además, pone de manifiesto una pieza clave en la cocina japonesa: la frescura de los alimentos que utiliza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook