La histórica reunión sobre los abusos a menores por parte del clero en la que se dará cita la jerarquía católica desde este jueves hasta el domingo en el Vaticano será "un punto de inflexión" para la Iglesia, según explicó ayer uno de los miembros del comité organizador de esta reunión, el arzobispo de Chicago Blase J. Cupich, quien declaró que la cumbre será "un momento crucial" y "un punto de inflexión" en la Iglesia para que tome conciencia de su responsabilidad.