La Fiscalía elevó a definitivas sus conclusiones provisionales y mantiene las acusaciones de abusos sexuales por las que pide 17 años de prisión para el fraile franciscano de O Cebreiro. Ayer se reanudó el juicio contra J.Q., acusado de supuestos abusos sexuales y elaboración de material pornográfico, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Lugo.

La vista prosiguió tras la declaración el martes del franciscano que ejercía su labor pastoral en el Santuario de O Cebreiro, cuando se produjeron los hechos denunciados, entre noviembre de 2014 y febrero de 2015, y de las dos supuestas víctimas, una menor y su primo con una discapacidad psicológica. La Fiscalía mantiene las acusaciones por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento y acceso carnal, otro delito de abuso sexual y elaboración de material pornográfico, por los que pide 17 años de prisión para el franciscano.