16 de enero de 2019
16.01.2019

Prensa Ibérica, de luto

El fallecimiento de Andreu Aguilera, director general de Imprentas del grupo editorial de FARO DE VIGO

16.01.2019 | 01:15

Andreu Aguilera, director general de Imprentas de Prensa Ibérica, el grupo editorial de FARO DE VIGO, falleció el domingo de muerte repentina a los 56 años de edad, a causa de una parada cardiorrespiratoria. Su carrera profesional, a base de talento y honestidad, le llevó a convertirse en uno de los mejores ejecutivos de este grupo editorial. Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica, así lo define y recuerda en una carta de homenaje.

Lloramos estos días la muerte repentina e inesperada de Andreu Aguilera, un gran profesional que deja en todos los que le conocimos el recuerdo imborrable de una persona excepcional.

Director de Imprentas de Prensa Ibérica, Andreu empezó desde abajo y, a base de trabajo, talento y honestidad, fue asumiendo cada vez mayores responsabilidades. Era alguien en quien se podía confiar.

Quiero que estas palabras sean de sentido reconocimiento a la memoria de un hombre cuyo buen hacer ha contribuido positivamente al desarrollo de esta empresa. Se nos ha ido un directivo querido y apreciado, una persona clave en nuestra organización.

Conocimos a Andreu cuando Prensa Ibérica adquirió "Regió7", donde era el director de Imprintsa, la empresa de artes gráficas del periódico. Su andadura en este periódico, donde ha desarrollado toda su carrera profesional, había comenzado sin embargo mucho antes, el 13 de octubre de 1982. El exdirector y fundador de "Regió7" Gonçal Mazcuñán, haciendo gala del buen criterio que siempre le ha caracterizado, lo fichó, cuando acababa de cumplir la mayoría de edad, para trabajar en la parte técnica.

Andreu reunía grandes cualidades. A su amplio conocimiento técnico y a sus extraordinarias dotes ejecutivas, se sumaba su gran humanidad. Andreu evocaba lo mejor de los valores y principios de los profesionales de Prensa Ibérica: capacidad de sacrificio, espíritu de superación y entrega incondicional. Además, era una persona vital que sentía e infundía optimismo. Ante las no pocas dificultades que en los últimos años ha atravesado la economía en general, y nuestra industria en particular, Andreu era capaz de exhibir el mismo entusiasmo y las mismas ganas de siempre.

Era infatigable. Negociador nato que no se arredraba ante los complejos retos que enfrentaba y al que siempre ilusionaban los nuevos proyectos.

Allá por donde ha pasado en Prensa Ibérica se ha hecho querer, ganándose el cariño y la admiración de todos los que lo conocieron.

Manresa, la ciudad donde nació y a la que siempre se sintió profundamente unido, pierde a alguien que, con su labor, ha dado brillo y prestigio al buen nombre de esta localidad.

Prensa Ibérica pierde a uno de sus mejores ejecutivos, cuya lealtad, entrega y dedicación fueron sobresalientes. Se nos va un valioso profesional pero, sobre todo, una gran persona y un amigo.

A su compañera Teresa, a su hija Miranda, a su madre Antonia y a su hermano Josep expresamos, desde Prensa Ibérica, nuestro más cálido y sincero mensaje de condolencia ante el sentimiento de desconsuelo que arraiga en lo más hondo de nuestra existencia.

La pena que nos ahoga se hace mayor al conocer que ayer, veinticuatro horas después de la muerte de Andreu, falleció también su padre, Sebastián Aguilera. Afrontaba desde hacía tiempo la recta final de una larga enfermedad, pero esta circunstancia no mitiga el dolor por ambas pérdidas.

Aunque tendremos oportunidad de recordar a Andreu y a su padre en el funeral conjunto que tendrá lugar hoy en nuestras instalaciones de Imprintsa, con estas letras los que somos y hacemos Prensa Ibérica queremos expresar a la familia nuestro más sincero pésame.

Descansen en paz Andreu y Sebastián.

Andreu, no te olvidaremos.

*Presidente de Prensa Ibérica

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook