11 de enero de 2019
11.01.2019

Las Rías Baixas acogen una de las áreas más importantes de España de aves invernantes

El humedal de O Grove y Carreirón es la mejor zona de la Península para el 'ostrero', junto a la ría de Ortigueira - La ensenada de San Simón es el paraíso gallego del ánade silbón

11.01.2019 | 01:46

Las Rías Baixas se consolidan como 'meca' de decenas de miles de aves acuáticas invernantes: patos, gaviotas, limícolas y hasta un centenar de valiosas especies que se guarecen del frío europeo en su más cálido hábitat y hacen del humedal de Umia-O Grove- Carreirón, la ensenada de San Simón o la ría de Vigo un paraíso para ornitólogos y aficionados a la naturaleza. Así lo confirma el último censo de aves acuáticas invernantes en Galicia, que acaba de publicar la Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN) y en la que han trabajado hasta 70 ornitólogos. Hasta 14.295 ejemplares de 47 especies se han censado en los humedales de O Grove y Arousa con los últimos registros en la mano; 3.696 aves de 23 especies se han avistado en San Simón y otras 4.145 de 26 especies n la ría de Pontevedra.

Con datos desde 1996 y hasta la actualidad, el propio presidente de la organización ambiental y ornitólogo, Serafín González Prieto, confirma que el humedal de O Grove es, junto con la ría de Ortigueira, la zona más importante de la Península para la invernada del 'ostrero' común -cuyo nombre científico es Haematopus ostralegus- y, pese a lo que cabe pensar por su nombre, no se alimenta de ostras, sino de organismos presentes en el limo. Hasta 315 ejemplares de dicha ave limícola fueron avistados entre 2011 y 2015 en dicha área.

También es una de las zonas las más importantes de España para el 'zarapito real' (Numenius arquata), ave de las dimensiones de una gallina y a la que los marineros conocen popularmente como mazarico real. Es fácilmente identificable gracias a su enorme pico, más largo en las hembras -normalmente enterrado en las orillas fangosas- y que se encuentra en peligro de extinción en toda España y Portugal. En la península Ibérica prácticamente no anidan ni se reproducen y por ello están en el libro rojo de las especies en peligro. Pues bien, hasta 314 ejemplares de dicha especie fueron registradas en los meses de enero del último lustro del complejo intermareal O Grove y Carreirón.

"A nivel estatal, las Rías Baixas tienen una gran importancia en aves acuáticas y son la principal zona en Galicia de invernada de muchas especies", defiende Serafín González. Sin ir más lejos, "la ensenada de San Simón concentra la mitad de ejemplares de Galicia de un pato, el ánade silbón, (A nas penelope) lo que lo convierte en la zona más rica de la comunidad", completa el experto. En el último informe se detalla el censo de 1.783 ejemplares de esta especie. Además, el ornitólogo defiende que "gracias a la protección lograda" para estas siete zonas de las Rías Baixas, el censo de aves está estable o incluso aumentando.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook