08 de enero de 2019
08.01.2019

Un análisis de sangre podrá determinar si existe riesgo de sufrir una arritmia grave

Científicos británicos hallan una hormona y una proteína para detectar fibrilación auricular en el perfil de mayor riesgo: ancianos, de sexo masculino y con sobrepeso

08.01.2019 | 01:55

Los pacientes ancianos, de sexo masculino y con sobrepeso tienen más posibilidades de sufrir fibrilación auricular (FA), la alteración más común del ritmo cardiaco y que multiplica las probabilidades de sufrir un ictus y, por lo tanto, la mortalidad. En estos grupos podrá detectarse si existe ese riesgo con el análisis de una hormona y una proteína, dos biomarcadores hallados en una investigación publicada ayer en "European Heart Journal".

Así, científicos de la Universidad de Birminghan (Reino Unido) han encontrado dos biomarcadores que podrían usarse para identificarla en pacientes con esos riesgos clínicos, que podrían ser examinados para detectar fibrilación auricular analizando su sangre para ver si tienen niveles elevados de una hormona secretada por el corazón llamada péptido natriurético cerebral (BNP) y una proteína responsable de la regulación del fosfato llamada fibroplasto factor de crecimiento-23 (FGF-23). Ambos biomarcadores pueden emplearse en un análisis de sangre en entornos comunitarios para simplificar la selección de pacientes que se sometan a un electrocardiograma.

A veces, la FA no causa ningún síntoma y una persona que la padece desconoce por completo que su ritmo cardiaco es irregular pero en otras ocasiones los afectados son conscientes de palpitaciones cardiacas notables, sintiendo su corazón como si estuviera aporreando, palpitando o latiendo irregularmente.

La investigación, cuyos resultados se conocen ahora, fue llevada a cabo por científicos del Instituto de Ciencias Cardiovasculares y el Instituto de Cáncer y Ciencias Genómicas de la Facultad de Ciencias Médicas y Odontológicas de la Universidad de Birmingham. La primera autora, la doctora Winnie Chua, señala que "las personas con fibrilación auricular tienen muchas más probabilidades de desarrollar coágulos sanguíneos y sufrir accidentes cerebrovasculares. Para evitar los accidentes cerebrovasculares es importante que tomen medicamentos anticoagulantes para prevenir la coagulación de la sangre. Sin embargo, la fibrilación auricular a menudo solo se diagnostica después de que un paciente ha sufrido un derrame cerebral".

Hasta ahora, la mayoría de los estudios que identificaban biomarcadores en pacientes con fibrilación auricular se basaban en hipótesis e incluían el análisis de una selección única o pequeña de biomarcadores sanguíneos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook