07 de enero de 2019
07.01.2019

El tiempo en Galicia | Una entrada de aire polar intensificará el frío desde el miércoles

La masa entrará por el noreste y se extenderá por el resto de la península

07.01.2019 | 17:03
Un campo helado esta mañana, en Xinzo de Limia // (Efe)

Galicia se congela en las últimas madrugadas, pero puede que lo peor esté por llegar: una masa de aire polar, con vientos de componente norte, entrará el miércoles en la península Ibérica por el noreste y en los dos siguientes día se extenderá por el resto del territorio, provocando una bajada de las temperaturas.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el episodio será relativamente húmedo al principio, pero irá cambiando a un carácter más seco, lo que provocará una bajada generalizada de termómetros, heladas en áreas extensas y nieve en cotas en torno a los 400 metros, aunque no se prevén grandes precipitaciones.

Los termómetros descenderán en las mesetas y zonas altas por debajo de los cinco grados bajo cero, e incluso por debajo de los diez grados bajo cero de forma local. En cuanto a las temperaturas diurnas no se prevé que suban de los cinco grados en el interior de la mitad norte gracias al aire frío unido al viento, que provocará una sensación térmica aún más baja, según la Aemet.

La Aemet prevé una recuperación de las temperaturas el sábado, especialmente de las diurnas, sin embargo el viento se mantendrá el fin de semana en el Ebro y Baleares, pero con tendencia a disminuir. Para los siguientes días es probable que la atmósfera vuelva a la estabilidad con cielo poco nuboso y ausencia de precipitaciones en la mayor parte del país, según la Agencia.

Pero antes de que llegue esa masa de aire polar, la Aemet ya prevé que la próxima madrugada amplias zonas de la provincia de Ourense y el sur de la de Lugo estén en alerta amarilla por las bajas temperaturas.

Noche gélida


La pasada noche ya estuvo bajo cero en el interior de Galicia. La mínima la marcó Calvos de Randín con -9.3º y Verín con 9,2 grados bajo cero. En A Granxa ( Ponteareas) el mercurio bajó a -4,4 y en la estación de Reboredo (Cotobade) se quedaron en -2,6. Por su parte, en Pontevedra-Campolongo apenas se alcanzaron los 0 grados y Vigo pasó la noche a 6º. Una madrugada gélida que dio paso a una mañana de heladas e intensa sensación de frío que ha ido remontando a lo largo del día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca