La Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, coordinada por la Sala de Criminalidad Informática de la Fiscalía General del Estado, ha realizado recientemente a nivel nacional una macro operación policial frente a distintos establecimientos públicos que emitían sin licencia los partidos de LaLiga.

El operativo, que ha tenido lugar en más de 2.000 establecimientos públicos, con más de 800 decodificadores ilegales requisados, se llevó a cabo entre los días 11, 12 y 13 de diciembre y en ella han intervenido la práctica totalidad de las Brigadas de Policía Judicial de la Policía Nacional, según detalla LaLiga en un comunicado.

Los delitos que se atribuyen presuntamente a los responsables de los establecimientos que pudieran haber resultado intervenidos llevan implícitas penas de hasta 4 años de prisión. Las denuncias son el resultado de los datos recabados por la Red Territorial de Verificadores de Licencias de Contenido de LaLiga, equipo de trabajo creado específicamente para la detección de estas acciones ilícitas y compuesto por más de un centenar de trabajadores. Durante la presente temporada futbolística realizaron más de 20.000 visitas a establecimientos públicos que emiten fútbol, detectándose más de 9.000 emisiones fraudulentas.