19 de diciembre de 2018
19.12.2018

Carlos Pérez: "El Plan Revitaliza ahorra mucho dinero en la gestión de residuos"

-El asesor de residuos de la Diputación dice que el compost reduce los costes un 50% -"La basura orgánica hay que tratarla cerca de donde se produce", señala Joseba Sánchez

19.12.2018 | 02:17

Presentados por el Doctor en Biología y exrector de la Universidad de Vigo Salustiano Mato, dos expertos en medio ambiente, Joseba Sánchez, consultor ambiental en Euskadi, y Carlos Pérez, asesor de residuos de la Diputación de Pontevedra, defendieron ayer el modelo del compostaje no solo como una solución ecológica de tratamiento sino para ahorrar costes en el gestión que repercutiría directamente en las arcas municipales. Lo hicieron anoche en una conferencia coloquio del Club FARO que tuvo lugar en una de las salas de la Escuela EFA A Cancela en el municipio de As Neves.

Así Carlos Pérez, asesor del Plan Revitaliza de la Diputación de Pontevedra después de trabajar en varias multinacionales, llegó a asegurar que los concellos pueden ahorrarse un 50 por ciento del coste de su gestión de residuos si apuestan por compost. Puso como ejemplo el Concello de Vilaboa, el más avanzado de la provincia de Pontevedra en el desarrollo de este proyecto piloto de la Diputación, que ya ahorró 23.000 euros en 2017 y llegará a los 80.000 este año.

Cerca de casa

"El tratamiento de la basura orgánica debe realizarse lo más cerca posible de donde se produce", señaló Joseba Sánchez, que destacó los grandes avances que se están realizando en Euskadi en esta materia. De esta forma, la mayor parte se trata en el propio domicilio a través de composteros individuales y la otra vía impulsada es el compostaje comunitario. De esta forma los costes son siempre menores ya que no hay grandes desplazamientos. "Llevamos desde 2012 con esta estrategia, al principio muy pocos ayuntamientos apostaron por ella y en el momento actual hay cincuenta municipios que tratan todo lo orgánico en el mismo municipio con una media de ahorro en coste de gestión de un tercio".

El funcionamiento es muy similar al plan experimental de la provincia de Pontevedra. Se están usando composteros en los que se deposita la basura orgánica tratada por un profesional y que finalmente se transforma en abono.

Pérez hizo referencia a la lista de reticencias de la implantación del plan en la provincia pontevedresa, entre ellas el miedo a los malos olores, "que actualmente non existen".

El asesor destacó que de cada tres euros que cuesta la basura, dos están asociados a contenedores, camiones y transporte. El otro euro sería tratamiento, en Galicia en Sogama, cerca 80 euros la tonelada, que en Guipúzcoa es de 180 euros la tonelada. "E decir que se te aforras ter que ir a por el, contabilizado e levalo a algún lado de cada 3 euros, aforras dous, e iso solo se pode facer coa materia orgánica", indica Pérez.

Por otra parte, apuntó que eliminando la basura orgánica será más fácil gestionar los otros residuos, incluso reduciendo la frecuencia de recogida ya que al no existir basura organiza en los contenedores generales no se producen los problemas de malos olores que ocasionan precisamente los residuos orgánicos sin tratar.

"O plan revitaliza e ademáis un elemento de gran transcendencia social, agora que as vilas se están despoboando porque non hai donde traballar, pode supoñer fixar poboación xa que o diñeiro que se emprega no tratamento actual de residuos non queda no pobo... pero coa xeneración de técnicos especializados en compostaxe que son os técnicos que tratan o lixo no sitio, son xente que vivirá e terá que estar movéndose neses pobos e son xente que vivirá de iso no pobo... Ata agora estamos con datos humildes porque estamos solo en 6 concellos a eito, agora empezaran outros 7 -entre eles todo Morrazo, Tomiño- e temos actividade en 42 concellos dos 61 da provincia. Con isto 70 personas que non tiñan traballo agora teñeno, pero o que esperamos na provincia de Pontevedra cando esteamos a medio gas que non serán menos de 800 personas as que poidan vivir de isto", aseguró Carlos Pérez durante su intervención.

En la conferencia se abordó la casuística de As Neves, uno de los últimos concellos en incorporarse al plan y donde se entregaron 550 compostadoras de uso individual. Aunque la bajada del coste del servicio se espera para 2019 el Concello ya esta notando una reducción de la basura y va experimentar con la reducción de una ruta de recogida según destacó Oscar González, edil del grupo de gobierno, presente entre el público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas