14 de diciembre de 2018
14.12.2018

Los reyes gallegos de las mesas navideñas

La gastronomía gallega conquista las cocinas dentro y fuera de sus fronteras durante estas fiestas

14.12.2018 | 15:14
Mesa de Navidad.

Si algo pone de acuerdo a propios y ajenos sobre Galicia es que su gastronomía es de las mejores que uno se puede echar a la mesa. Sus productos típicos se adaptan a todos los gustos y ocasionas. De hecho, muchos de ellos se cuelan en los menús de Navidad. Para aquellos que aún están pensando que servir en las cenas y comidas más señaladas de estas fechas, repasamos algunos de los reyes gallego de las mesas navideñas.

Embutidos de porco celta


Todo buen menú comienza por unos entrantes a la altura de los platos principales. En esta ocasión, unos embutidos de porco celta abrirán el apetito de los comensales mientras se reúne toda la familia. Se trata de uno de los bocados más deliciosos del monte gallego, desplazado durante años por especies foráneas, pero que ha tratado de recuperarse en los últimos años. Su cebo, que incluye castañas y bellotas, le otorgan una personalidad inconfundible en el paladar.

El queso de San Simón


El mejor queso de España está en Galicia y, por lo tanto, no debería faltar entre los aperitivos de las comidas y cenas de Navidad. En realidad, los quesos de cualquier denominación de origen gallega o indicación geográfica protegida suelen ser garantía de acierto.

Empanada


Es cierto que en Navidad se busca llevar a la mesa ciertos productos que no se pueden disfrutar en el día a día. Sin embargo, existen apuestas tan seguras y deliciosas a las que no se debe renunciar. La empanada es una de ellas. Además de económica y deliciosa permite innovar y darle un toque más especial experimentando con los rellenos.

Vieiras, cigalas y nécoras


Aquellos bolsillos que pueden permitírselo tratan de incluir en su menú de Navidad algún marisco. Y en eso si que los gallegos no tienen competencia. La cigala, la nécora y la vieira son algunas de las opciones más frecuentes. Los presupuestos más holgados se lanzan con camarón de la ría, bogavante, langosta o incluso percebes.

Capón de Vilalba


A estas alturas del menú la mayoría ya se habrán soltado el cinturón o el botón del pantalón. Pero estamos en Navidad y en una casa gallega, así que falta al menos una carne y un postre. Si se busca redondear un menú con productos típicos de la comunidad no puede faltar el capón de Vilalba.

Rías Baixas y Ribeiro en blancos, Valdeorras, Ribeira Sacra y Monterrei en tintos


No hay comida o cena navideña que se precie que no tenga un buen vino y en Galicia no hace falta recurrir a ningún caldo foráneo. Ya sea en blancos o tintos, el abanico es extraordinario en las cinco denominaciones de origen gallegas, aunque la fama en blancos se la llevan los Rías Baixas y Ribeiros mientras que Valdeorras, Ribeira Sacra y Monterrei triunfan en tintos. También hay opciones para el brindis, con algún espumos y los tostados.

Peras al vino


Además de para los brindis, el vino también puede regar el postre. Junto al turrón, los polvorones, el mazapán y demás dulces típicos de la Navidad, el sabor más propio de las fechas puede llegar a la mesa con unas peras al vino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca