12 de diciembre de 2018
12.12.2018
El Congreso acuerda que sean las comunidades las que decidan

Una enmienda del Gobierno en la Ley de Muerte Digna arriesga la de la eutanasia

Ciudadanos, que planteó esta ley y que exige un régimen sancionador común, amenaza con bloquear la presentada por el PSOE, que pretende regular la muerte asistida

12.12.2018 | 02:22
Una enmienda del Gobierno en la Ley de Muerte Digna arriesga la de la eutanasia

El Congreso dio luz verde ayer al informe de la Ley de Muerte Digna propuesta por Ciudadanos que incorpora una enmienda del PSOE que en lugar de establecer un régimen sancionador común deja éste en manos de las diferentes normas de las comunidades autónomas.

Esta enmienda fue duramente criticada ayer por Ciudadanos, que amenaza con replantearse ahora su apoyo a la ley socialista sobre la eutanasia, que está en tramitación parlamentaria, "porque sin sanciones comunes no está garantizada la igualdad de todos los ciudadanos", advirtió el portavoz de la formación en la comisión de Sanidad del Congreso, Francisco Igea. Calificó la actitud del PSOE de "incomprensible" porque, asegura, durante el año y medio en el que se trabajó la ponencia, desde marzo de 2017, los socialistas no plantearon nunca que este asunto recayera en las autonomías. "Nos obligará a replantear dentro del grupo cuál es nuestra postura", dijo.

Igea recordó que el objetivo de la ley es garantizar que todos los ciudadanos "sean dueños de sus decisiones hasta el final de sus días" y no se les obligue a pasar "por un sufrimiento innecesario", con lo que asegurarán, entre otros, el derecho a la sedación, a retirar medidas de soporte vital y a una información adecuada.

Sus palabras fueron calificadas como "chantaje legislativo" por parte del portavoz socialista en la comisión, Jesús María Fernández, que considera que Ciudadanos "no tiene una posición sobre la regulación de la eutanasia". Para Fernández, no tiene sentido que bloquee la proposición de ley socialista de eutanasia, en fase de enmiendas.

Las posibles sanciones contempladas en la conocida como ley de cuidados paliativos era uno de los asuntos sobre los que había más discrepancias y ahora quedará en manos de las comunidades autónomas aunque solo diez tienen una normativa al respecto. Galicia es una de ellas y de hecho fue pionera en garantizar la atención paliativa como un derecho de la ciudadanía a través de la Lei 5/2015 que garantiza una atención de calidad a los pacientes que, si quieren y pueden, tienen la posibilidad de pasar en su domicilio los últimos días de su vida.

La nueva ley estatal, que tendrá que ser debatida por el pleno del Congreso para ser enviado, posteriormente, al Senado, incide en este derecho a los cuidados paliativos integrales y al tratamiento del dolor y también a recibir atenciones en su vivienda o en otro lugar elegido.

Si no se cumplen estos derechos, las infracciones se decidirán según la normativa autonómica vigente y, en su ausencia, "se aplicará lo previsto en el capítulo VI del título I de la Ley General de Sanidad", indica el texto, aprobado con 20 votos a favor y 17 en contra.

Preguntada al respecto, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, considera "necesarias y complementarias" ambas leyes, la de eutanasia del PSOE y la de Muerte Digna de Ciudadanos. Por ello, además de congratularse del avance de esta última, pidió que se impulse "ya" la presentada por los socialistas, "toda vez que ya ha superado una enmienda a la totalidad y ha tenido amplísimos plazos para enmiendas". "Mi deseo es que se aprueben las dos lo más rápidamente posible", aseveró.

Leyes diferentes

Por su parte, la presidenta de Derecho a Morir Dignamente Galicia, Ascensión Cambrón, diferenció claramente ambas leyes, y si bien saludó que la de Muerte Digna permita mejorar los cuidados paliativos, recordó que "no es la respuesta a las personas que en una situación límite solicitan que les ayuden a morir porque están desahuciadas médicamente". En todo caso, al respecto de la ley planteada por el PSOE, conocida como LORE (ley para la reforma de la eutanasia), la doctora en Filosofía del Derecho confía en que llegue pronto a su tramitación legislativa y que durante ésta "se puedan mejorar algunos puntos del texto original". "Entre ellos, el reconocimiento que hace de la objeción para que puedan objetar hasta los hospitales y el gesto paternalista que supone el hecho de que cuando se corrobore la petición del paciente tenga que recibir el visto bueno de una comisión", recalcó.



Ascensión Cambrón - Derecho A Morir Dignamente

"Esperamos que avance la tramitación de la ley de Eutanasia y que se mejore en el Congreso"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook