11 de diciembre de 2018
11.12.2018
Código Civil

El Congreso reformará la ley para que los animales dejen de ser 'objetos'

Se podrá decidir sobre ellos en caso de divorcio y no podrán ser embargados junto a la vivienda

11.12.2018 | 17:31

El Congreso ha comenzado este martes las negociaciones para reformar el Código Civil y eliminar la 'cosificación' jurídica de los animales y que éstos, como seres vivos, sean considerados sujetos de derecho. En el texto, una iniciativa del PP, también se modifican algunos puntos de la Ley Hipotecaria y la de Enjuiciamiento Civil.

Se trata de un texto que se tomó hace ahora un año y que contó con el voto unánime de todos los grupos, aunque algunos partidos reprocharon a los 'populares' que no se integrara en estas medidas a todos los animales, como, por ejemplo, a los toros.

Los de Pablo Casado defendieron, entonces, que esta reforma quiere cambiar las normas relativas al convenio regulador en los divorcios, separaciones o nulidad matrimonial y regular, de este modo, un destino para las mascotas en el que prime el interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal.

Los objetivos, explica el PP, son evitar que los animales de compañía puedan ser embargados a sus dueños ante impagos de rentas, que las mascotas no entren en el pacto de extensión de la hipoteca e incluir como bienes inmuebles los viveros, palomares, criaderos o colmenas, entre otros hábitats animales, siempre que el propietario los conserve con el objetivo de mantenerlos unidos a la finca.

Las mascostas en el testamento


Durante el debate de la toma en consideración, el PP reconoció carencia en su texto. De hecho, llegó a presentar enmiendas al mismo, algunas de ellas coincidentes con algunas de las propuestas de los principales grupos.

Así, en la ponencia que se constituye este martes se negociarán aspectos como la regulación de la guarda y custodia del animal por parte de terceros, incluyendo los gastos que puede suponer la manutención del animal; la posibilidad de que quien encuentre a un animal abandonado se pueda quedar con él temporalmente si existe recelo de posible maltrato; o el destino del animal en caso de muerte de su dueño.

En este último punto hay discrepancias entres las formaciones. Mientras que Ciudadanos quiere que sea el juez quien decida la atribución de las mascotas a falta de acuerdo de los herederos, PSOE, Unidos Podemos y Compromís proponen que se entreguen a los herederos que los reclamen o, en su defecto, el órgano administrativo o centro de recogida de animales abandonados se hagan cargo de los mismos para que un tercero pueda acceder a su cuidado y protección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca