08 de diciembre de 2018
08.12.2018

La nueva ley contemplará que los clientes de la prostitución puedan ser encarcelados

La propuesta del Gobierno socialista incluye multas que pueden llegar a los 288.000 euros y penaliza también a los proxenetas - La medida divide a feministas y expertos

08.12.2018 | 02:20
La nueva ley contemplará que los clientes de la prostitución puedan ser encarcelados

El Gobierno central trabaja en un borrador para impulsar una ley encaminada a erradicar la prostitución, que prevé sanciones contra los clientes. Unas penas que pueden ser incluso de cárcel en el caso de que la persona prostituida sea menor de edad. La medida genera división entre los colectivos feministas, que reconocen que la cuestión de la prostitución es, junto a la maternidad subrogada, el gran punto de fricción de sus reivindicaciones comunes. Entre los expertos, hay dudas por la orientación de la propuesta, que se considera "abolicionista", siguiendo el modelo implantado hace dos décadas en Suecia.

Según adelanta el diario "El País", el borrador impulsado por el Gobierno central, titulado "Proyecto de Ley Integral contra la trata de seres humanos y en particular con fines de explotación sexual", supondría la modificación de media docena de leyes, incluyendo el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El borrador incluye multas de entre 12 y 24 meses para los clientes de prostitución, cuantificables entre 720 y 288.000 euros. En el caso de que la víctima sea menor, las sanciones se doblan y puede acarrear además una pena de hasta tres años de prisión.

La propuesta también incluye penas para los proxenetas, que incluyen prisión de uno a cuatro años, y para aquellas personas que, a sabiendas, faciliten inmuebles o vehículos para ejercer la prostitución. Además, las personas prostituidas pasarían a figurar, a todos los efectos, como víctimas de violencia de género, y se incorporaría a los Presupuestos Generales del Estado una partida específica para indemnizarlas.

"Es algo por lo que se lleva peleando mucho tiempo, porque si no hubiera clientes, no habría ese servicio", sostiene Jessica Castaño, portavoz de una asociación de mujeres separadas y divorciadas. Sin embargo, el sociólogo Arsenio Valbuena , autor de un estudio pionero sobre la evaluación de riesgos laborales en la prostitución, muestra un rechazo frontal a una propuesta que califica de "abolicionista" y que, a su juicio, no erradicará la prostitución, sino que la abocará a la clandestinidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores