04 de noviembre de 2018
04.11.2018

Las personas con diabetes tienen más riesgo de padecer deterioro cognitivo o alzhéimer

Es una complicación "no clásica" de la enfermedad y los afectados tienen casi el doble de posibilidades de sufrirla que alguien sano

04.11.2018 | 02:57
Las personas con diabetes tienen más riesgo de padecer deterioro cognitivo o alzhéimer

El 14 de noviembre se conmemorará el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que afecta casi al 14 por ciento de la población aunque casi la mitad no lo sabe. Las complicaciones de la enfermedad son las cardiovasculares, la alteración de la vista, de la función renal o del nervio periférico pero además existen otras catalogadas como "no clásicas" que incluyen una mayor probabilidad de deterioro cognitivo o alzhéimer, casi el doble que en una persona sin la enfermedad.

Esta alteración fruto de la diabetes tipo 2 "está descrita desde hace bastante tiempo", explicó el endocrinólogo del Hospital Clínico Universitario de Santiago (CHUS) Ignacio Bernabeu, también vicepresidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), que organizó en Madrid un encuentro al que asistieron un millar de especialistas -medio centenar de ellos procedentes de Galicia- y en el que se abordó, entre otros, este tema.

Así, el doctor Bernabeu aclaró que dentro del deterioro cognitivo hay que distinguir el leve, que son las alteraciones de la atención, la memoria, la capacidad de realizar actos motores o verbales. Esta complicación es "muy frecuente" en los diabéticos tipo 2 adultos y que "sin tratarse de demencia, afecta a su vida cotidiana como que no cumplan con el tratamiento, por ejemplo, porque tienen deteriorada su capacidad de ejecución", explica el especialista.

Menos frecuentes son la demencia vascular y el alzheimer, las dos causas más habituales de demencia en personas de más de 65 años. La primera, aclaró Bernabeu, "es la típica demencia por lesiones de los vasos sanguíneos que ocurre en la diabetes". En lo que respecta al alzhéimer, añadió, "los enfermos de diabetes tipo 2 tienen entre 1,2 y 1,7 más de probabilidades de padecerlo que una persona sana". "No es que los diabéticos vayan a tener demencia sino que tienen un poco más de riesgo de sufrirla", apuntó.

Fue la doctora Cristina Hernández, del Hospital Universitario Vall d'Hebron, quien puso de manifiesto esta complicación "no clásica" de la diabetes y durante su ponencia explicó que su grupo investiga la utilidad del examen de la retina para identificar a los pacientes con deterioro cognitivo en fases muy incipientes. "La retina es como la ventaja del cerebro", dijo la experta durante su intervención en "Controversias en Endocrinología y Nutrición".

"Lo que se planteó en la charla es que esas alteraciones cognitivas en la diabetes quizás tengan relación con los cambios vasculares que induce la enfermedad, ya que además los diabéticos son con frecuencia hipertensos y tienen el colesterol alto y otros factores de riesgo para daño vascular", explicó Bernabeu.

Al respecto, explicó que se trata de un efecto de la diabetes al que "no se le presta tanta atención porque no es una complicación clásica, porque no es fácil de detectar y porque tampoco existe un tratamiento específico" para prevenirlo más allá de mejorar el control de la diabetes y evitar las hipoglucemias. Y para ello, subrayó el especialista, es fundamental hacer un esfuerzo para identificar a los pacientes diabéticos para poder tratarlos ya que, recordó, ·"a veces con dieta y actividad física es suficiente".

"A veces se infravalora la importancia de la diabetes porque estos pacientes al final tienen complicaciones cardiológicas: cardiopatía isquémica, infarto de miocardio e ictus que son las causas de mortalidad. Generalmente no se llega a registrar que la causa última de que hayan tenido eso es la diabetes", recalcó.

Ponencias gallegas

Además de abordar el deterioro cognitivo como efecto de la diabetes, en la reunión también hubo varios ponentes gallegos que hablaron sobre la acromegalia (Fernando Cordido y Concepción Páramo, facultativos de A Coruña y Vigo, respectivamente), el tumor hipofisario agresivo (Ramón Serramito, de Santiago) o las metabolopatías (a cargo del doctor Miguel Ángel Martínez Olmos, también del CHUS ).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca