Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Corona: "La industria tiene que ir al este de Europa a buscar soldadores, no tiene lógica"

"Quizá haya una pequeña desaceleración, pero no es algo que nos deba alarmar"

Juan Corona. // Irma Collín

Juan Corona. // Irma Collín

Juan Francisco Corona Ramón (Barcelona) es un firme defensor de la formación profesional dual, un formato que se está probando en varias comunidades autónomas españolas. Director del Instituto de la Empresa Familiar de España, Corona participó hace unos días en unas jornadas de empresas familiares en la que se defendió la necesidad de potenciar estos programas formativos para paliar la escasez de personal cualificado de la industria asturiana. El instituto celebra, a partir de hoy, el XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que reunirá a 600 empresarios y que inaugurará el Rey Felipe VI.

-¿Por qué potenciar la formación profesional (FP) dual?

-Porque las quejas de los empresarios son reiteradas; no tiene mucha lógica que, habiendo un porcentaje de desempleo juvenil tan elevado en España, nuestras empresas no encuentren gente preparada aquí para cubrir ciertos puestos y tengan que acudir a buscarlos al exterior. Hacen, incluso, misiones empresariales para buscar trabajadores.

-¿Y cómo acercar esta formación a las empresas?

-Una FP no tiene sentido explicarla en las aulas, porque cuando luego el alumno las deja y llega a una compañía industrial que, por ejemplo, tiene máquinas tremendamente automatizadas lo que necesita es saber cómo funciona todo. Es increíble que esto no se haya desarrollado más, porque elcoste relativamente bajo para el Estado, ya que el de las prácticas son las empresas las que lo asumen.

-¿Qué beneficios tiene que sea así?

-Como el estudiante en prácticas está trabajando para la empresa y cobra de la misma, entonces se le puede exigir más. Tiene un contrato firmado, un horario y un trabajo que hacer. Lo más normal es que la gente que tenga uno de estos contratos luego reciba una oferta en firme para continuar de la empresa. Si lo ha hecho bien, los responsables ya han visto que es una persona que conoce el trabajo y es fiable, por lo que no van a buscar a nadie fuera. Y los porcentajes de éxito son muy grandes; en Alemania, por ejemplo, esto ocurre en dos de cada tres casos.

-¿Cuáles son los sectores que más demandan la mano de obra que falta?

-Básicamente, los industriales. A menudo los empresarios tiene que ir al Este de Europa a buscar técnicos, torneros, fresadores... Todo ese trabajo muy técnico y especializado que parece ser que aquí no lo encuentran. También ocurre en el sector turístico.

-¿Les preocupa la desaceleración de la economía?

-La economía española sigue teniendo mucha fuerza. Quizá hay una pequeña desaceleración respecto a lo que venía siendo habitual ,pero eso no nos tiene que alarmar, porque España estaba creciendo al 3%. Si se crece al 2,6% no va a ser un drama. Hay países europeos que no van a llegar ni al 1%. El entorno económico es bueno. Las empresas españolas han aprovechado la megacrisis de 2008 a 2013 para salir al exterior, han conquistado muchos mercados, pero tenemos un entorno político muy inestable desde hace mucho tiempo.

-¿Es partidario de adelantar las elecciones entonces?

-Es difícil. Las empresas necesitan tener un marco de actuación a largo plazo. Si no es así, la actividad empresarial se retrae. Buscan estabilidad. España tiene potencial para crecer mucho más de lo que crece ahora mismo.

-Las empresas de algunas regiones españolas, especialmente las familiares, se quejan de las diferencias tributarias entre comunidades.

-En algunos impuestos cedidos hay unas diferencias muy importantes entre comunidades. Eso preocupa mucho y genera diferencias competitivas, también en el ámbito internacional.

-¿Qué hacer con el impuesto de sucesiones?

-Se han generado diferencias muy importantes cuando se han trasladado las competencias. Nuestras asociaciones territoriales están haciendo una defensa importante de cambios.

-¿Le preocupa el proceso transición energética que está perfilando el Gobierno nacional?

-Bastante. Ese es un sector regulado y ese es el problema. Somos una pieza de un puzle y pensar solo en nuestro país no conduce muy lejos, porque las demás piezas juegan. El principal problema es que el coste de la energía sea competitivo, porque para los que son muy intensivos en el uso de la energía pequeñas variaciones en el precio pueden afectar mucho a su rentabilidad.

Compartir el artículo

stats